La Junta de Andalucía ha encontrado una cámara acorazada en una de las dependencias de su sede. En un edificio auxiliar al Palacio de San Telmo, han hallado una habitación con un fuerte sistema de seguridad donde, para sorpresa de los dirigentes andaluces, sólo había actas del Consejo de Gobierno.

Para llegar a esta "cámara acorazada" -como la han bautizado- hay que atravesar una serie de medidas de seguridad que incluyen un lector de huellas y otro de iris. Según publica Abc, sólo una persona que trabaja en las dependencias del edificio del Gobierno autonómico tiene acceso a ese lugar, el cual ha abierto a petición de los nuevos ocupantes de San Telmo tras la salida del PSOE.

Pero dentro sólo han encontrado actas del Consejo de Gobierno, que son papeles públicos que se recogen en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA). Entonces, ¿para qué tanta seguridad? Es lo que se preguntan los líderes regionales del PP y Ciudadanos.

Varios escenarios

Todos los Gobiernos tienen este tipo de lugares donde protegen documentos, o incluso dinero en efectivo, pero en San Telmo ha llamado la atención que los documentos encontrados sean de tan poca relevancia, por lo que se plantean varios escenarios: que la única persona con acceso se llevara otros papeles de mayor relevancia  antes de que el PP y Cs llegasen al poder, que se destruyesen, que se moviesen a otras dependencias de la Junta...

Este hallazgo se produce después de que el portavoz de presidencia, Elias Bendodo, descubriese en rueda de prensa que se habían encontrado "tres cajas fuertes" con documentación referente al caso ERE