España

Los empresarios de restauración llevarán al juzgado a Carmena por limitar su aforo

Consideran que el equipo de Gobierno limita el desarrollo del sector y lo somete a desigualdades frente a otros negocios

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid.
Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid. Efe.

La asociación de empresarios La Viña, la más importante del sector de la hostelería en Madrid, llevará al juzgado la decisión del Ayuntamiento de Manuela Carmena por no modificar los criterios de los aforos a los locales de hostelería, según han explicado fuentes de esta asociación.

El Plan General de Urbanismo de la ciudad tiene limitados los aforos a un máximo de 99 personas en los bares y restaurantes y a 49 personas en el caso de bares especiales y discotecas.

La Viña deja claro que es una circunstancia que viene desde que gobernaba el PP, pero la situación ha llegado a un límite de confusión que han elevado una pregunta sobre las limitaciones de aforo en los edificios nuevos o en "restauración general".

Los responsables del Ayuntamiento han contestado, después de siete meses de análisis, que no se autorizarán este tipo de establecimientos dentro de la almendra de la M-30. Los empresarios pedían una revisión de los criterios limitadores del Plan General. Alegaban que no tenía sentido que se limitara el aforo cuando la superficie del local y sus vías de evacuación permitiesen la ampliación.

 “Esto sería posible –añadían-aplicando el Código Técnico de Edificación (CTE), norma que garantizaría las condiciones de seguridad y evacuación de los locales en base a su superficie y características estructurales, y no en base a la mera actividad del negocio”.

Freno al crecimiento

El Ayuntamiento de Madrid, según explicaron los empresarios, afirma que las limitaciones de aforo no obedecen exclusivamente a criterios de seguridad y emergencia, “sino que son un instrumento de planeamiento urbanístico”.

“El aforo máximo de un establecimiento –dice- no se establece solo a los fines de seguridad en caso de emergencia, aunque sea el fin principal, sino que también está regulado en los planes de ordenación urbana, para impedir una afluencia excesiva de público a una calle, zona o barrio, en defensa de un desarrollo equilibrado de la ciudad, del descanso y sosiego de los vecinos de dichas zonas”.

La Viña considera que este razonamiento limita de manera "muy seria" el desarrollo del sector y además lo hace en condiciones de desigualdad con otros sectores.

Ponen, como ejemplo, la apertura del Primark, en la Gran Vía, donde entran miles de personas y, sin embargo, se limita que en un restaurante puedan entrar más de 99 personas. El teatro Price tiene un aforo de 2.166 ciudadanos y en una discoteca no pueden divertirse más de 49.

Un portavoz de La Viña afirmó que el Ayuntamiento de Madrid limita la actividad de la hostelería madrileña en una ciudad que dice apostar por el turismo y la excelencia. “Con la aplicación de estas restricciones –añadió el portavoz- se frenan inversiones importantes, el desarrollo de un sector y la capacidad de crecimiento de nuestros negocios”.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba