El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, ha reclamado este jueves al futuro Govern que cuente con el mundo empresarial, tenga como prioridad "levantar la economía y recuperar la lealtad institucional" y "dé ejemplo de diálogo y pacto" y no de "confrontación".

Sánchez Llibre ha trasladado estas peticiones a los partidos con responsabilidad de formar el próximo gobierno catalán durante la clausura del acto unitario empresarial organizado en Barcelona para condenar la violencia vivida en las calles de la capital catalana y otras poblaciones.

"Le pedimos al futuro Govern que cuente con todos nosotros, que gobierne con la prioridad de levantar la economía y recuperar la lealtad institucional, imprescindible para recuperar la confianza", ha asegurado ante los representantes de parte de las 300 entidades y organizaciones que han suscrito el manifiesto leído en el acto.

"Basta ya. Centrémonos en la recuperación"

En representación de los firmantes del manifiesto, titulado "Basta ya. Centrémonos en la recuperación", el presidente de la principal patronal catalana y uno de los promotores del acto ha puesto en valor el peso de los empresarios y la sociedad civil.

"La sociedad organizada no es un contrapoder, es un verdadero poder que democráticamente delega a través del voto en el Parlament y en la Generalitat", ha afirmado, para después pedir al Govern que no les "frene" y que gobierne para que se ponga de manifiesto "todo nuestro capital social y su capacidad innovadora".

Tras insistir en que "todos somos necesarios para salir de esta situación delicada", ha subrayado: "No queremos hacer más ruido. Queremos calmar la situación. Acabar con la angustia de empresas y trabajadores para poder recuperar el prestigio de Barcelona y de Cataluña".

Al mismo tiempo, se ha mostrado convencido de que "los radicales antisistema no podrán nunca con la fuerza de una ciudad y de un país que quiere ganar el futuro con trabajo, paz y cohesión social".