La noticia causó estupefacción a mediados de marzo. La Guardia Civil, en la rueda de prensa de los responsables técnicos contra el coronavirus, anunciaba el la intervención de 150.000 mascarillas a una empresa de Jaén. En un momento en el que escaseaba el material sanitario, se deslizaba la sombra de una posible actuación oscura o ilegal. Nada más lejos. Diseños NT -no era difícil llegar hasta ella, pocas empresas en la región capaces de producir este material sanitario- aseguró que había puesto todo su stock al "servicio y disposición" del Ministerio de Sanidad y que estaba "orgullosa" de aportar su material en la lucha contra el coronavirus.

Pero en muchos foros y medios de comunicación quedó vinculado el nombre de Diseños NT a las declaraciones del Director Adjunto Operativo (DAO), Laurentino Ceña, recientemente dimitido de su cargo tras la destitución de Diego Pérez de los Cobos. "Hemos incautado en la provincia de Jaén una importante partida de mascarillas".

Ahora, el nombre de Diseños NT vuelve a salir a la palestra. El Ministerio de Sanidad ha 'premiado' el desempeño de esta compañía radicada en Alcalá la Real con un contrato por valor de 472.135 euros, IVA incluido, para la compra de material sanitario. En concreto, para 1.345.500 mascarillas de tres capas con gomas. Según la licitación de la Dirección del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA), la empresa tiene dos meses para cumplir con el suministro de este lote.

Como el resto de contratos de material sanitario que se han firmado durante el estado de alarma, Sanidad ha concedido el contrato a Diseños NT por procedimiento de urgencia y sin concurso público. La adjudicación se hizo pública este martes, 2 de junio, en la Plataforma de Contrataciones del Sector Público, bajo la nomenclatura alfanumérica de 'Covid66'.

"Asunto zanjado"

Desde Diseños NT explican a Vozpópuli que la licitación de la Plataforma de Contrataciones "refleja fielmente los términos acordados entre nuestra empresa y el Ministerio de Sanidad". Por su parte, con respecto a la intervención de mascarillas de la Guardia Civil de mediados de marzo, la empresa de Jaén afirma que "respecto a la confusión creada al inicio de la pandemia, se hicieron las aclaraciones oportunas y el asunto quedó zanjado". 

Tras la intervención de material, la empresa defendía que “en un momento tan excepcional y de extrema gravedad estamos orgullosos de poder aportar nuestro granito de arena y velar por la salud y seguridad de nuestro país”, señalan en su perfil.

En este sentido, sus palabras realizadas a la prensa el pasado 19 de marzo incidían que “en coherencia con la declaración del estado de alarma decretado este sábado por el Gobierno y por razones de salud pública, nuestra línea de fabricación de mascarillas desechables, así como todo nuestro stock ha sido puesto al servicio y disposición del Ministerio de Sanidad”. Ahora, este mismo organismo le ha elegido como proveedor con este contrato.