Con la llegada de unos nuevos comicios en España, la sombra de una nueva ley educativa en la próxima legislatura se atisba como la opción inevitable si echamos la vista atrás. Siete leyes educativas desde la entrada de la democracia -de las cuales dos ni siquiera llegaron a ver la luz- y el abrumador rechazo a la Lomce impulsada por el Partido Popular parece ser todo el indicador necesario para augurar dicha reforma. Pero, ¿es posible que este cambio sea el último?

Para las elecciones generales, las cuatro principales fuerzas proponen alcanzar una suerte de Pacto por la Educación para acabar con esta situación de inseguridad para docentes y alumnos. PP, Ciudadanos y PSOE abogan por incluir a todos los grupos políticos en un posible acuerdo, mientras que Podemos apuesta por realizarlo junto a la comunidad educativa. "Convocaremos a todos los grupos políticos y a toda la comunidad educativa a la consecución de un Pacto Nacional por la Educación. La sociedad nos pide que seamos capaces de llegar a acuerdos, que dejemos de lado las rencillas políticas y consigamos un modelo educativo consensuado", así lo expresa en su primer punto de su plan educativo el Partido Popular. Pese a esta coincidencia, tanto PSOE -que también quiere incluir a la comunidad educativa- como Podemos proponen derogar la Lomce, algo que no hace en su programa C's.

Tanto PSOE como Podemos proponen derogar la Lomce, algo que no hace en su programa Ciudadanos

Pero por mucha buena voluntad que exista en las medidas de los grupos, programáticamente los partidos están divididos en muchas de sus propuestas, y es que los programas tienen una base diferente, mientras que el Partido Popular atiende a una deriva continuista con las reformas aplicadas en esta legislatura, el Partido Socialista retoma algunas de sus medidas de programas pasados, muchas de las cuales no cumplió estando en el poder, volviendo a la situación previa a la Lomce y fomentando la inclusión, la gratuidad real de la enseñanza o la recuperación de Educación para la Ciudadanía. Por su parte la formación que dirige Albert Rivera centra todo su programa en la obtención del Pacto Nacional por la Educación y aboga por una educación vinculada al emprendimiento y la iniciativa privada, respetando la igualdad de oportunidades y apostando por el talento y la excelencia. Por otro lado, Podemos apuesta por una educación mucho más participativa, con un papel más importante de la comunidad docente, de carácter inclusivo, con medidas que se desmarcan de la línea general de los programas como la reducción de horas de docencia para los profesores, la jubilación parcial voluntaria los 60 años para el profesorado con el fin de rejuvenecer la plantilla o acabar con los deberes de los niños.

Financiación

En lo referente a la inversión en Educación, el PSOE propone "establecer una financiación pública y unos servicios comunes adecuados para todo el sistema educativo hasta alcanzar un suelo común de financiación del 5% del PIB en dos legislaturas, y con la aspiración de alcanzar el 7% a medio plazo". Ese 7% también se encuentra en el programa de Podemos, aunque ellos lo sitúan como un objetivo a largo plazo. La formación de Pablo Iglesias incrementará la partida destinada a educación a lo largo de la legislatura hasta los 13.700 millones de euros al final de 2020, lo que supone un 4,9% del PIB, y asegura que tratará de "alcanzar el objetivo de 15.600 millones de euros en gasto educativo, lo que no situaría en la actual media de gasto de lo países de la OCDE, con un 5,6% del PIB". Ciudadanos, por su parte, no apunta a ninguna subida en el gasto público en la enseñanza no universitaria, pero apunta que en la enseñanza superior "recomienda" mantener el objetivo europeo de invertir el 3%, lo que, reconoce, requiere una mejora sustancial que "no se puede alcanzar en pocos años". El Partido Popular no hace mención alguna a modificar la inversión en Educación.

Docentes y alumnado

Uno de los campos en donde los partidos han puesto especial énfasis en sus programas es el de la docencia. Los profesores parecen estar en cuestión en nuestro país y por ello los cuatro partidos políticos que previsiblemente obtendrán mayor representación en el Congreso abogan por "dignificar" la profesión de profesor y mejorar las posibilidades de encontrar trabajo de éstos, permitiéndoles además una formación permanente. Tanto PSOE como Ciudadanos proponen un sistema de acceso a la docencia similar al MIR sanitario, algo que sin nombrarlo como tal, también se acerca a proponer Podemos, que aboga además por "reducir las horas de docencia directa".

Tanto PSOE como Ciudadanos proponen un sistema de acceso a la docencia similar al MIR sanitario, algo que sin nombrarlo como tal, también se acerca a proponer Podemos

Por su parte, el Partido Popular quiere "hacer todo los posible para que sean los mejores los que se dediquen a la enseñanza", para ello se compromete a propiciar un modelo atractivo de carrera profesional a la que incorporará el Porfolio Docente y elaborarán el Libro Blanco de la Función Docente, encargado a José Antonio Marina, que regulará la selección y formación inicial de los docentes -la propuesta es de siete años de formación- y garantizará prácticas remuneradas de dos años de duración facilitando la movilidad en todos los niveles educativos. Tanto PP, como PSOE y C's abogan por un nuevo Estatuto del personal docente, aunque en este punto Ciudadano va un poco más allá y se plantea que "se puede cuestionar la funcionarización -del profesorado-, pero sobre todo se debe poder revocar al docente en su puesto si es extremadamente ineficaz o en el ejercicio de su profesión crea alarma social".

En materia de alumnos por aula, el Partido Popular y Ciudadanos no abordan el tema de la reducción de alumnos por clase, algo que si abordan los socialistas y Podemos. La formación que lidera Pedro Sánchez plantea un descenso progresivo de los ratios de alumnos por clase: 20 en primaria y 25 en secundaria. Por otro lado, Podemos propone "volver a la situación anterior al 2008, con máximos de 8,12 o 16 alumnos y alumnas en primer ciclo y con un máximo de 20 en segundo ciclo". En la educación primaria y secundaria Podemos coloca el límite en 25 alumnos, en bachillerato en 30, en Formación profesional 15 y en ciclos formativos de grado medio y superior 25.

Formación Profesional

Debido a las altas tasas de desempleo, en especial en la población joven, los partidos ven en la Formación Profesional una forma de hacer frente a este problema y a la vez formar a los ciudadanos. Para ello, el PP se compromete a colaborar con diferentes organizaciones a "incrementar sensiblemente en la próxima legislatura el número de alumnos, centros educativos y empresas implicados en proyectos de Formación Profesional Dual", e incrementarán también la Formación Profesional a distancia. Ciudadanos también considera que "es necesario apostar por el modelo de FP dual, para que nuestra formación profesional deje de darle la espalda a las empresas". Para ello proponen un Plan Nacional de FP Dual en el que participen todos los sectores y tipos de empresas, "rompiendo el mito de que la FP Dual sólo se dirige al sector industrial y a las grandes empresas", recoge la formación naranja. Por su parte, Podemos se sitúa contra la FP Dual y extendida, que asegura que "suspenderá hasta que se proponga un nuevo diseño" y apuesta por ampliar la oferta de FP en la red de centros públicos para que sea "realmente gratuita en todos los niveles".

El PP elaborará el Libro Blanco de la Función Docente, encargado a José Antonio Marina, que regulará la selección y formación inicial de los docentes

El Partido Socialista propone "modificar la actual Ley Orgánica 5/2002, de 19 de junio, de las Cualificaciones y de la Formación Profesional para consolidar un Sistema Integrado de Formación Profesional que permita la obtención tanto de títulos de FP como de Certificados de Profesionalidad, así como para mejorar la conexión de los distintos grados, dando respuestas a las especificidades del medio rural". El partido de Sánchez quiere incentivar la oferta pública de plazas, establecer un nuevo modelo de financiación e incentivar la contratación. Además, los socialistas promoverán acuerdos entre Centros Integrados de FP y universidades, la posibilidad de crear una educación para adultos de modalidad no presencial y un segundo idioma extranjero en las enseñanzas profesionales.

Idiomas

Quizá, el único punto de acuerdo común. Los cuatro partidos proponen mejorar la oferta formativa en la formación de idiomas, respetando las lenguas cooficiales, y planteando diferentes formas de cambiar este campo: el PP propone incorporar la formación en idiomas en todos los currículos y en todas las etapas, prometiendo doblar el número de auxiliares de conversación y sus horas de permanencia en los centros. El PSOE asegura que creará un modelo común para el aprendizaje de idiomas y un Programa de Cooperación Territorial que permita dominar el uso de al menos un idioma extranjero.

Respecto a las formaciones emergentes, el partido que lidera Pablo Iglesias propone un Plan de Aprendizaje Integrado de Lenguas Extranjeras para la educación primaria y secundaria que se "desarrollará durante cuatro cursos escolares": el primer año se realizará un diagnóstico y una evaluación, el segundo y el tercer año se creará un programa piloto en diversos centros y el cuarto se extenderá a todos los centros del país. Ciudadanos, en relación a la enseñanza de lenguas extranjeras, defiende que "teniendo en cuenta la importancia cada vez mayor del inglés, tendría que ser requisito indispensable para poder dar clases el hablarlo y escribirlo de manera fluida", y apunta que la habilitación progresiva de este idioma del profesorado debería ser obligatoria para todo el que quiera ejercer la función docente. Además, se compromete a trabajar para que todos los estudiantes tengan acceso a un sistema de enseñanza plurilingüe.

Libros de Texto

Respecto a los libros de texto, la formación que lidera Albert Rivera enfrenta el problema de este material escolar proponiendo "poner freno" a cualquier tipo de tasa, tarifa o gasto por parte de los colegios públicos o concertados, estableciendo, donde no exista, "un sistema para compartir libros de texto que evite que los padres hagan frente a este gasto. En particular, proponemos que los colegios compren los libros de texto, y los niños los usen en préstamo durante el año, con el compromiso de no romperlos". El PSOE también aboga por la gratuidad de los libros de texto a través de "los mecanismos adecuados". Tanto Podemos como PP no hacen mención en su programa a este asunto.

Ciudadanos propone que los colegios compren los libros de texto y los niños los usen en préstamo durante el año

Religión

Uno de los puntos que habitualmente ocupan la polémica de este apartado de los programas. PP sigue una línea continuista y apuesta por garantizar el derecho de los padres de educar a sus hijos conforme a sus convicciones "religiosas y morales", siendo el único que no defiende una educación laica. Ciudadanos, por su parte, propone que se estudie la historia de las religiones, "desde la premisa básica de la laicidad". Podemos "ofrecerá una educación laica, al considerarse que las creencias religiosas forman parte de la intimidad de cada persona", mientras que PSOE también propone una enseñanza laica, eliminando del currículo y el horario las enseñanzas confesionales, sustituyéndola por Educación para la Ciudadanía.

Nuevas asignaturas

Esta asignatura que propone el PSOE no es la única que los partidos han incluido en su programa como nueva materia para los jóvenes españoles. Podemos introduce en su programa la asignatura Inteligencia Emocional en la ESO y se apostará "por que la enseñanza de las artes fortalezca una visión del mundo desde la sensibilidad, la emoción y el desarrollo de la cognición". Además, Podemos apuesta por promocionar las bibliotecas de aula, el software libre y los recursos educativos abiertos. Por su parte, Ciudadanos introducirá el aprendizaje de la oratoria en las aulas y impulsará un espíritu emprendedor. La formación de Albert Rivera quiere que los niños se conciencien sobre el respeto a la propiedad intelectual, para combatir la piratería, se pondrán en marcha planes de lectura y cine, y se estudiarán los derechos y deberes constitucionales.

Los dos grandes partidos son más modestos en sus propuestas en las aulas. El PP incorporará la asignatura innovación y emprendimiento, y prometen incluir Historia de Europa y los valores europeos. El partido en el Gobierno propone además un plan para llevar conexión de banda ancha (100 Mbps) a 6.500 centros valorado en 330 millones de euros.  

Universidad

Los nuevos partidos quieren nuevos tiempos en la universidad española. Las propuesta de Ciudadanos y Podemos en este campo se desmarcan de las planteadas por PP y PSOE, más moderados en este aspecto. Ciudadanos, que quiere cambiar completamente la actual situación de los docentes en la enseñanza superior aboga por una "reforma universitaria" que se centre en tres ejes: un sistema de selección y de motivación de los profesores para acabar con el sistema actual "que sigue una selección 100% endogámica por las propias universidades, articulando un sistema de pruebas públicas, presencia internacional suprimiendo la gestión como mérito; dar más poder al rector, que debe ser sometido a escrutinio por la sociedad, mejorando la financiación, la gestión y la rendición de cuentas; disminuir la "descomunal burocracia" evaluando a las universidades por sus resultados. Ciudadanos propone "medidas anti-endogámicas" como la necesidad de estar tres años en otro centro antes de que un doctor pueda ser contratado por la universidad en la que se doctoró. Además, propone "rankings bibliométricos" para evaluar la calidad de la investigación de profesores y departamentos. En materia de becas y tasas, C's cree "absolutamente necesario" revisar y racionalizar esta política y apunta que además de becas por criterios económicos, habrá también ayudas a la excelencia.

Ciudadanos propone "medidas anti-endogámicas" como la necesidad de estar 3 años en otro centro antes de que un doctor pueda ser contratado por la universidad en la que se doctoró

Por su parte, Podemos promueve una "nueva Ley de Universidades, que incluya la mejora de su financiación, dentro de un aumento de la inversión pública en I+D+i por encima del 2% del PIB". Esta ley estará acompañada por un nuevo Estatuto del Personal Docente e Investigador que contemple la reinserción de jóvenes científicos. Además, hará reformas en la evaluación y acreditación del personal, establecerá por ley el porcentaje máximo de profesores asociados en una universidad (10%) y "promocionará" la jubilación parcial voluntaria entre los funcionarios mayores de 60 años. Respecto a las tasas universitarias, la formación de Pablo Iglesias apuesta por aumentar las becas y reducir las tasas para garantizar el acceso universal a la enseñanza superior.

Desde el Partido Popular se afronta el tema de la universidad con medidas principalmente destinadas a la gestión. La formación que lidera Mariano Rajoy impulsará la transparencia y el control de recursos en la enseñanza superior, simplificará la carrera docente y flexibilizará el acceso y la contratación, así como una mayor apuesta por la movilidad. Los 'populares' promoverán una estrategia integral de prácticas y facilitarán un programa de excelencia para jóvenes profesores. En materia de becas y tasas, la formación en el Gobierno se compromete a "seguir aumentando" los recursos para becas, incluyendo las de movilidad.

Por último, el PSOE quiere asegurarse de que el dinero llegue a los alumnos durante el primer trimestre cuando les sea concedida una ayuda y se impedirá que se quite una beca a los padres que tengan deudas con la administración, siendo además éstas inembargables. Los socialistas introducirán nuevos umbrales de renta y patrimonio para la concesión de ayudas y se tendrán en cuenta la situación socioeconómica, territorial y de insularidad. También en materia de becas, la formación que lidera Pedro Sánchez apuesta por un programa de ayudas para matrículas de máster de parados y becas-salario. En referencia a la universidad: "Derogaremos el Real Decreto que establece el conocido como modelo 3+2, que ha modificado la duración del grado y máster afectando a la coherencia del sistema y a la igualdad de oportunidades". Además, lo socialistas promoverán la realización de auditorías, un nuevo Estatuto del profesor docente investigador y recuperarán el programa Séneca de intercambio universitario.