La moción de censura presentada este pasado martes por PSOE y Ciudadanos en Murcia convulsionó el panorama político español, y provocó que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, convocara elecciones anticipadas para evitar que ocurriera lo mismo en la región.

Tras el anuncio de Ayuso, PSOE y Más Madrid interpusieron sendas mociones de censura para impedir la convocatoria electoral, lo que ha derivado en un embrollo jurídico que resolverá la Justicia. Así las cosas, y si la Justicia no lo impide, los comicios se celebrarán previsiblemente el próximo martes 4 de mayo. Ahora bien, ¿por qué se convocan en esa fecha y no un domingo, como es habitual?

¿Por qué en martes?

Según la Ley Electoral 11/1986 de la Comunidad de Madrid las elecciones se celebrarán, como ocurre en la gran mayoría de las autonomías españolas, "el cuarto domingo de mayo de cada cuatro años". Sin embargo, en este caso, se trata de unas elecciones que se producen por una disolución anticipada de la Asamblea, a decisión de la presidenta.

En este escenario, la misma ley dicta que "el decreto de convocatoria será publicado al día siguiente de su expedición en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid". Por ello, las elecciones se celebrarán "el día quincuagésimo cuarto posterior a la convocatoria", o lo que es lo mismo, 54 días después de la entrada en vigor del decreto de convocatoria de elecciones. En este caso, el próximo martes 4 de mayo.

Esto significa que los comicios se celebrarán en jornada laboral, con la dificultad añadida que supone. No obstante, al ser un derecho blindado por la Constitución, los trabajadores podrán abandonar durante un período de tiempo su puesto de trabajo para ir a depositar su papeleta. El colegio electoral deberá aportar un justificante en el que se acredite que el motivo por el que el trabajador se ha ausentado momentáneamente de su puesto de trabajo ha sido ese.

Día lectivo

Otras de las dudas que surge tras conocerse el día de la celebración de estas elecciones es que se trata de un día lectivo. Así pues, ¿qué pasará con las clases?

Esta duda ha sido resuelta este mismo jueves por el recién nombrado portavoz del Ejecutivo madrileño, Enrique Ossorio, quien ha confirmado que el Gobierno regional está valorando que el 4 de mayo no sea lectivo si las elecciones se celebran en los centros educativos.

Para Ossorio, tomar esta decisión sería " lo más normal". No obstante, ha apuntado que las autoridades electorales "tendrán que decir este año dónde se celebran los comicios y dónde están las mesas electorales".

Existe un precedente similar en las elecciones catalanas celebradas en 2017. En esa ocasión, el entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acordó declarar el 21 de diciembre de ese año, que caía en jueves, como jornada no lectiva. El objetivo era facilitar la organización de las elecciones autonómicas convocadas ese día y favorecer la participación.