El Gobierno acelera la repatriación de los restos mortales de los dos periodistas españoles asesinados en Burkina Faso, David Beriain y Roberto Fraile. Fuentes diplomáticas señalan a Vozpópuli que la cónsul española en Mali ya se ha trasladado a la capital burkinesa, Uagadugú, donde ya se encuentran los cuerpos de las víctimas. El Ejército del Aire prepara un avión para asumir las labores de traslado de los dos informadores, así como de su compañero irlandés que murió en el mismo ataque.

De acuerdo a las mismas fuentes, la cónsul española en Mali, con residencia en Bamako, es también responsable para Burkina Faso. Los cadáveres de los periodistas llegaron en la noche de este lunes a Uagadugú para iniciar los trámites de repatriación: "Confiamos en que concluya lo antes posible", aseveran las mismas fuentes.

El Ministerio de Defensa ha ofrecido sus recursos al de Exteriores para repatriar los restos mortales de los informadores. El Ejército del Aire se encargará del traslado: "Hará la operación en cuanto reciba la autorización de las autoridades de Burkina Faso", inciden las fuentes diplomáticas.

Los dos periodistas

David Beriain y Roberto Fraile, experimentados, trabajaban junto a un compañero irlandés y a otro zambiano en un reportaje sobre la caza furtiva en la región. "Es una zona peligrosa por ser campo de operación habitual de terroristas, furtivos y grupos yihadistas", afirmaba la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, al informar de la noticia. "Se perdió el contacto a las 15.00 horas de este lunes de un grupo donde había dos españoles".

La emboscada tuvo lugar en la zona de Pama. Los periodistas acompañaban a una patrulla de efectivos burkineses que cumplían trabajos de vigilancia contra la caza furtiva.