Juan Carlos Campo, ministro de Justicia, se ha mostrado muy rotundo: "No es necesaria ninguna modificación. Las comunidades autónomas tienen todos los instrumentos necesarios para poner en marcha las restricciones que consideren", ha asegurado en una entrevista este lunes por la mañana en La Sexta. A pesar de que el magistrado cerraba de esta manera la puerta a una alternativa al estado de alarma para las regiones, este mismo lunes ha publicado un artículo en El País en el que se mostraba abierto que el Ejecutivo revisara las leyes si el Tribunal Supremo, en las previsibles sentencias sobre el asunto, rechaza que las autonomías apliquen ciertas medidas.

"No tengo problema en revisar todo, pero ahora mismo creo que no hay necesidad de hacerlo, por eso el Gobierno no se plantea un cambio normativa ahora", ha señalado Campo horas después de la publicación del artículo. "¿Es necesaria la cobertura del estado de alarma? Claramente digo que no, porque contamos con un arsenal normativo en las comunidades que permite las medidas que sean precisas en cada territorio", ha explicado.

Campo tampoco se ha pronunciado sobre la disparidad de criterios de la Fiscalía, que ha dado distintas respuestas dependiendo de la región. El ministro ha desdeñado la proposición del PP para garantizar el margen de actuación de las autonomías. "Es infame dejar en manos de las comunidades la capacidad de limitar con tanta intensidad derechos fundamentales. Está resuelto sin modificar ninguna ley. La situación no requiere más sacrificios", ha indicado.

Miquel Iceta, ministro de Política Territorial, también se ha abierto a primera hora de la mañana en una entrevista en Radio Euskadi. "Habría que ver si corresponde tomar alguna reforma legislativa", ha señalado. Iceta ha abandonado unas horas después y mostraba de nuevo su rechazo rotundo.

Competencia municipal

Campo ha sostenido que el Gobierno acudió al estado de alarma cuando era imprescindible pero que tiene "unos márgenes muy concretos" que en estos momentos no lo hacen aconsejable.

Ha argumentado que "ahora mismo el marco es tremendamente desigual en el territorio", ya que cada comunidad autónoma está en un escenario distinto, poniendo como ejemplo positivo a Valencia. "Hay mil situaciones distintas", ha ilustrado.

No obstante, ha incidido en que, pese al final del estado de alarma, las autoridades autonómicas y municipales pueden hacer "muchas cosas" para frenar la COVID-19, pidiéndoles que lo hagan con "responsabilidad".

En este sentido, ha considerado "bastante lamentable" las celebraciones callejeras que se dieron en varias ciudades por el final del estado de alarma y ha destacado que "los botellones en la calle están prohibidos desde siempre por ordenanzas municipales".

Un recurso que unifique

Interrogado sobre las críticas del PP al Ejecutivo por no mantener el estado de alarma ni articular una alternativa legal, Campo les ha restado importancia aduciendo que primero acusaron al Gabinete de Pedro Sánchez de intentar subvertir el orden constitucional por declararlo y ahora lo reclaman porque "estamos en una euforia diferente". A su juicio, se han mantenido en la misma posición: "Su oposición al Gobierno".

En este punto, ha calificado la reforma legal propuesta por el PP, y que según los 'populares' podría estar aprobada en quince días, como "un nuevo brindis al Sol". "Esa ley es infumable", ha zanjado, esgrimiendo que da a las comunidades autónomas el poder de restringir los derechos fundamentales de los ciudadanos sin que medie la autorización de un juez.

Con todo, Campo ha salido en defensa del "recurso unificador" que ha creado el Gobierno para que el Tribunal Supremo fije doctrina sobre las medidas sanitarias que pueden adoptar las comunidades autónomas sin el estado de alarma, asegurando que aumentará la seguridad jurídica ante las respuestas dispares que den los Tribunales Superiores de Justicia (TSJ).

"La igualdad tiene que estar en que en un caso idéntico no se haga una cosa distinta en País Vasco o Canarias, y ese es el papel de unificación de doctrina del Tribunal Supremo. Pero eso no significa que no haya situaciones diferentes para Canarias o Baleares porque sus situaciones pueden ser distintas y, por tanto, es lógico que las decisiones y las normas sean diferentes", ha razonado.

El PNV pide volver al estado de alarma

El PNV ha pedido volver al estado de alarma en todo el país y después fijar las condiciones de su aplicación, como lleva pidiendo el lenhendakari Íñigo Urkullo desde hace un mes. Aitor Esteban, el portavoz en el Congreso del partido, ha asegurado que está "atónito" al conocer que el Gobierno se abría a reformar la legislación si los tribunales se pronuncian en contra de las decisiones de las comunidades.

Esteban considera que el turismo y la campaña de verano están detrás de la decisión de no prorrogar el estado de alarma y ha lamentado que el Gobierno de Sánchez "no ha sido hábil" al tomar la decisión de dejar a las autonomías sin un paraguas jurídico.