Las comunidades autónomas y Gobierno deciden hoy, miércoles, cómo será el regreso a las aulas no universitarias, una hoja de ruta que apuesta por las clases presenciales en todas las etapas de enseñanza y por mantener el empleo de las mascarillas.

Para ello, los equipos ministeriales se reunirán por videoconferencia con los consejeros autonómicos desde el Palacio de la Moncloa a partir de las 16.00 horas, en una reunión conjunta de la Sectorial de Educación y de la Comisión Interterritorial de Sanidad.

A continuación está previsto que las ministras Isabel Celaá y Carolina Darias ofrezcan una rueda de prensa con las novedades del próximo año escolar para los chicos desde el tramo de Infantil hasta Formación Profesional.

La propuesta que Sanidad y Educación han enviado hace unos días a los gobiernos regionales para que hicieran sus aportaciones aboga por la presencialidad por razones no solo de rendimiento académico sino también de bienestar emocional y equidad de los estudiantes.

Se mantienen las mascarillas en la 'vuelta al cole'

Para el próximo curso, el texto del Gobierno central prevé que sigan las mascarillas, dentro y fuera del aula, y la disminución de la actual distancia de seguridad interpersonal, de 1,5 a 1,2 metros, en aras de garantizar la presencialidad, lo que implicaría elevar la ratio del número de alumnos por profesor.

A esto último se han opuesto de manera unánime los sindicatos de enseñanza, que propugnan consolidar la reducción de ratios lograda durante este curso académico y contratar a más docentes, además de conservar los "profesores covid" de refuerzo.

De forma general, el texto aboga por seguir conservando el uso de la mascarilla con independencia de la distancia.

El borrador, que debatió el pasado jueves la Comisión de Salud Pública, donde están representados técnicos del ministerio de Sanidad y de las comunidades, traza una serie de escenarios que serán objeto de revisión en el primer trimestre del curso, ajustándose a la baja o haciéndose más exigentes -según avance la vacunación del alumnado y evolucione la situación epidemiológica-.

De forma general, el texto aboga por seguir conservando el uso de la mascarilla con independencia de la distancia, aconseja la realización al aire libre de todas las actividades que sean posible y multiplicar el esfuerzo por ventilar al máximo los espacios.

Reducir distancia en las aulas

En cuanto a las distancias, el borrador conocido la semana pasada habla de que alcance al menos el metro y medio, que deberá ser respetada por los alumnos cuando se desplacen por el centro o estén fuera del aula, pero dentro de la clase se puede reducir a 1,2 metros para garantizar el cien por cien de la presencialidad.

Para Infantil y Primaria, la propuesta es continuar con los grupos de convivencia estable (los conocidos popularmente como grupos "burbuja"). En caso de Primaria se sube la ratio de 20 a 25 niños y en Infantil sigue el máximo de veinte alumnos junto al tutor.

En cuanto a Secundaria, sus estudiantes deberán guardar una distancia interpersonal dentro del aula de 1,5 metros, "pudiéndose flexibilizar a 1,2 metros".

En Bachillerato también se ofrece la opción de bajar la distancia a 1,2 metros y en el escenario de niveles de alerta 3 y 4 (alto riesgo de contagio) se plantean tres alternativas.

En Bachillerato también se ofrece la opción de bajar la distancia a 1,2 metros y en el escenario de niveles de alerta 3 y 4 (alto riesgo de contagio) se plantean tres alternativas: optar por las clases al aire libre, o aumentar la distancia interpersonal a mínimo 1,5 metros o, de modo excepcional, si no es posible garantizar la presencialidad con las dos opciones anteriores, se pasaría a la modalidad híbrida.

Formación Profesional

En la Formación Profesional, en todos sus niveles, se ofrece de nuevo la opción de flexibilizar la distancia a 1,2 metros, tanto en la clases ordinarias como en espacios singulares, tales como talleres, laboratorios y naves, pero en este último caso con un número máximo de 25 alumnos.