El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso de los DiputadosPablo Echeniqueha borrado miles de tuits de su cuenta de Twitter durante las últimas horas. En el actual timeline del político de la formación morada tan solo se pueden ver 16 mensajes repartidos entre mensajes escritos por él mismo, y retuits de personas afines a Podemos.

Una de las cuentas con mayor presencia en el perfil de Echenique es la de la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra que se presentará a la 4ª asamblea de Podemos para liderar el partido.

No es la primera vez que el político hace limpieza de mensajes. En diciembre de 2019, cuando se estaba negociando el gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos, Echenique borró más de 9.000 mensajes dejando solo 200 en su perfil, lo que hizo despertar las sospechas de un hipotético nombramiento dentro del Gobierno.

Se suaviza el tono

Pablo Echenique era uno de los dirigentes más fieles a Pablo Iglesias. El actual portavoz de Unidas Podemos en el Congreso y líder del grupo parlamentario llamaba a Iglesias “jefe”, y era considerado por el ex secretario general como un “buen soldado”. Ahora, con el cambio en el Gobierno tras la salida de Iglesias, y el mayor protagonismo otorgado a Yolanda Díaz, sectores de Podemos creen que el papel de Echenique está siendo analizado y cuestionado

Desde la salida de Iglesias, Echenique ha reducido sus salidas de tonos en las redes sociales. La mayoría de ellas habían sido estudiadas para generar un clima de polarización que la dirección de Podemos pensaba poder capitalizar en términos de imagen y agenda. Ahora, sin embargo, Díaz quiere imponer otro tipo de registro. No se trata de dejar de lado enfoques radicales y duros en el seno del Gobierno, pero sí evitar que se escenifiquen esos conflictos.