La prueba de acceso a la universidad (EBAU) ha tenido este año un 18,6 % de matriculados más que la convocatoria anterior, una aumento que ha sido especialmente significativo en La Rioja, Galicia, Cantabria, Baleares, Extremadura y Madrid.

Así lo ha señalado este viernes la ministra, Isabel Celaá, durante la reunión de la Conferencia Sectorial de Educación en la que ha repasado con los consejeros autonómicos las principales iniciativas llevadas a cabo para la celebración de esta prueba ante la situación provocada por la covid-19.

Los datos provisionales de los porcentajes de aprobados indican -según detalla el Ministerio de Educación en un comunicado- que se han mantenido en cifras similares a las de cursos anteriores, a pesar de haberse presentado a la EBAU más alumnos que el curso anterior.

"Esto nos debería hacer reflexionar acerca de los criterios que establecemos para conceder el título de Bachillerato y para permitir a los estudiantes presentarse a las pruebas ordinarias o a las extraordinarias", ha subrayado la ministra durante el encuentro.

Las pruebas para acceder a la Universidad, retrasadas este curso por la crisis del coronavirus, finalizaron el pasado 10 de julio en doce comunidades: Andalucía, Aragón, Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Cataluña, Galicia, Madrid, Murcia, Comunidad Valenciana, País Vasco y La Rioja.

Mientras que los estudiantes de Asturias, Canarias, Castilla y León, Extremadura y Navarra ya las habían realizado anteriormente, algunas a finales de junio.

Como consecuencia de la crisis sanitaria, este curso ha habido más sedes y espacios en las universidades e incluso institutos y otros lugares para hacer las pruebas, además de una separación de 1,5 metros entre las mesas donde se han examinado los alumnos y geles para la desinfección de manos.

Celaá ha mostrado su agradecimiento a profesores, estudiantes y familias, así como a las autoridades y administraciones educativas por el esfuerzo realizado durante el último trimestre del curso para garantizar la continuidad de la educación.