La Policía Nacional ha presentado un operativo poco habitual por las dimensiones del aparato: la intervención de una aeronave no tripulada de 4,35 metros de envergadura que un grupo de narcotraficantes empleaba para enviar droga desde Marruecos a Málaga, con destino final en Francia. Un "dron profesional" que, de acuerdo a los datos que manejan los investigadores, tenía una autonomía de vuelo de siete horas. Éste era uno más de los múltiples métodos que la organización empleaba para el transporte de la mercancía.

La organización se dedicaba, presuntamente, a la compra de partidas de hachís y marihuana en Marruecos para su posterior transporte y distribución en territorio francés. En total se practicaron cuatro detenciones: tres en Francia y una en Almáchar (Málaga). A este último se le intervino el dron profesional, acondicionado para el transporte de droga entre Marruecos y España.

Las pesquisas arrancaron a comienzos de este año. Los investigadores tuvieron conocimiento de la existencia de un grupo criminal, asentado en la costa malagueña y compuesto por ciudadanos franceses de origen marroquí, dedicado, presuntamente, a la compra de estupefacientes en Marruecos. Los miembros de la organización trasladaban la droga desde España hasta Francia a través de vehículos robados o por paquetería, ocultándola entre mercancía legal.

Investigación en Francia y España

"Mientras los agentes españoles realizaban gestiones de averiguación sobre los objetivos asentados en la provincia de Málaga, sus homólogos franceses llevaban a cabo indagaciones sobre los miembros que recibían la mercancía en Francia, perteneciendo todos ellos a un mismo grupo criminal", señala la Policía, que destaca la buena disposición de las autoridades francesas y españolas a colaborar en las pesquisas.

Fruto del trabajo de ambos cuerpos se logró constatar que la organización contaba con un dron profesional de grandes dimensiones, acondicionado en la villa regentada en Almáchar, para la importación de partidas de hachís entre Marruecos y España de forma periódica.

Al individuo que gestionaba el dron se le intervino diverso material informático, así como útiles relacionados con la manipulación, preparación y envío del estupefaciente. Todos los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial competente.