Las calles de Linares (Jaén) están este sábado repletas de manifestantes que protestan contra los dos agentes de la Policía Nacional que este pasado viernes apalearon a un hombre y su hija de 14 años en un bar: la chispa que ha podido hacer estallar un polvorín en la ciudad con más paro de España.

Lanzando piedras y al grito de "sin la placa no sois nadie" o "hijos de puta", centenares de ciudadanos permanecen esta tarde concentrados en las inmediaciones de los juzgados del municipio, esperando la llegada de ambos policías, que permanecen detenidos y a la espera de que la autoridad judicial se pronuncie sobre su futuro inmediato.

Los dos agentes arrestados han sido trasladados por motivos de seguridad a la Comisaría de Jaén, donde estaba previsto que esta tarde declararan por videoconferencia dada la tensión que se vive en Linares, donde a esta hora siguen las revueltas en las calles por este suceso que ha conmocionado al municipio.

Tres detenidos por los disturbios en Linares

La tensión, lejos de remitir, ha ido en aumento y en estos momentos se están produciendo cargas policiales contra las decenas de personas -muchos son jóvenes- que siguen protestando en Linares. Al menos tres individuos han sido detenidos hasta el momento relacionados con estos disturbios.

Según informa Efe, el comisario Jefe Provincial de la Policía Nacional de Jaén y el de Operaciones se dirigen a Linares para hacerse cargo de la situación después de que, durante horas, decenas de personas se apostasen ante la sede del juzgado número tres de la ciudad, donde en un principio estaba previsto que declarasen los dos policías detenidos.

Vídeo cedido por @12shaigan