España

Disturbios y quema de contendores en el centro de Madrid durante una protesta contra las restricciones

Los manifestantes cortaron el tráfico en Gran Vía prendiendo fuego a contendores y atacaron escaparates. La jornada se saldó con 32 detenidos y tres agentes heridos.

Disturbios y quema de contendores en el centro de Madrid durante una protesta contra las restricciones
Disturbios y quema de contendores en el centro de Madrid durante una protesta contra las restricciones Alejandro Requeijo

El centro de Madrid vivió la noche de este sábado varios episodios de violencia callejera protagonizada por manifestantes contra las restricciones dictadas por las autoridades ante el auge de contagios por la covid-19. Varias decenas de personas invadieron la Gran Vía, quemaron contenedores, destrozaron mobiliario urbano o atacaron escaparates pasada la medianoche. La actuación de los antidisturbios de la Policía Nacional logró restablecer la situación. Tres agentes resultaron heridos y 32 personas fueron arrestadas, según fuentes policiales.

La Delegación de Gobierno había desplegado un fuerte dispositivo que llevó a la Policía a desalojar la Puerta del Sol. Según informan a Vozpópuli fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, se había detectado una llamada a concentrarse en la emblemática plaza. El objetivo era evitar que se reeditasen los disturbios registrados las últimas horas en otras ciudades de España como Barcelona, Oviedo, Santander, Logroño, Burgos o Bilbao. 

“Este sábado salimos a la calle. El pueblo está cansado. Si tu también lo estás, únete a nosotros”, decía el llamamiento, que convocaba a los asistentes a acudir con “abrigo, comida y bebida”. El perímetro de seguridad que estableció la Policía redujo la protesta a un grupo insignificante de personas que se confundía con viandantes, personas que salían de restaurantes o curiosos.

La Policía desalojó la Puerta del Sol de Madrid
La Policía desalojó la Puerta del Sol de Madrid Alejandro Requeijo

Pasadas las 22.30 un reducido grupo se daba cita en la esquina de la Carrera de San Jerónimo con la Puerta del Sol. Proferían gritos contra el Ejecutivo de Pedro Sánchez y la prensa: “Gobierno dimisión”, “Prensa española manipuladora”, “Periodismo, terrorismo”. “Queremos libertad” o “test falsos, falsos contagios”, fueron otras de las consignas que se escuchaban.

Entre el reducido grupo ubicado en la Carrera de San Jerónimo había un hombre que dirigía los cánticos. Lucía una mascarilla con la bandera de España y una sudadera con los escudos del Real Madrid, la Lazio italiana y el Espanyol de Barcelona y la palabra “Brotherhood (Hermandad)”. Se da la circunstancia de que los grupos ultras históricos de los tres equipos, Ultras Sur, Irriducibili y Brigadas Blanquiazules mantienen una alianza histórica en el movimiento ultra del fútbol y comparten la ideología de extrema derecha.

Un manifestante con una sudadera con los escudos del Real Madrid, la Lazio italiana y el Espanyol de Barcelona y la palabra “Brotherhood (Hermandad)”
Un manifestante con una sudadera con los escudos del Real Madrid, la Lazio italiana y el Espanyol de Barcelona y la palabra “Brotherhood (Hermandad)” Vozpópuli

“Queremos libertad, a las doce se va a liarla”, “va a arder Madrid” o “coronavirus, puta mentira”, eran otras de las consignas. “¿Pero qué no está ni la propia organizadora?”, decía una mujer de mediana a edad a un grupo que como ella se preguntaba dónde estaba la gente. Se intercalaban con curiosos o gente de fiesta. Decían venir de otra concentración en San Blas y pedían por teléfono que la gente se desplazase hasta Sol. Otro grupo de jóvenes, uno de ellos con una kufiya palestina al cuello pedían que les confirmasen, “para no ir en balde”, si la concentración se había desplazado hasta la plaza de Ópera, a unos pocos minutos de allí.

Efectivamente, hasta ese otro lugar se desplazó el grupo de personas, muchos de ellos invadirían la Gran Vía minutos después. Antes de eso, convivió una masa de gente difícilmente clasificable. Personas pacíficas y otras con actitud más desafiante. "Habrá que empezar a tirar cosas, ¿no?", dijo un joven.  “Queremos libertad” o “test falsos, falsos contagios”, fueron otras de las consignas que se escuchaban. Se veía alguna pancarta como una que clamaba contra el “CoronaTimo” y que portaba un joven que decía ser enfermero. Aquí ya se juntaron gritos puramente negacionistas contra el 5G, las vacunas o la "plandemia".

Manifestantes en la plaza de Ópera de Madrid.
Manifestantes en la plaza de Ópera de Madrid. Alejandro Requeijo

De nuevo, el que dirigía los canticos antes junto a las Puerta de Sol se animó a arengar a la masa en Ópera con gritos contra el presidente del Gobierno: "Sánchez, cabrón, saluda a tu español (sic)". Luego el mismo se sumó a otro grito que surgió del grupo: "Derecha, izquierda, es la misma mierda". Pocos minutos después de la medianoche, al entrar en vigor el toque de queda, la Policía Nacional procedió a desalojar la plaza. Ahí es cuando los manifestantes corrieron en dirección hacia la Gran Vía.

Manifestantes prenden fuego a contendores para cortar la Gran Vía de Madrid.
Manifestantes prenden fuego a contendores para cortar la Gran Vía de Madrid.

En su camino prendieron bengalas y botes de humo, arrasaron el mobiliario urbano, quemaron contenedores, tiraron al suelo motos, atacaron escaparates con alcantarillas, principalmente sucursales bancarias. Lo mismo hicieron al llegar a la Gran Vía obstaculizando el tráfico. El mayor momento de tensión llegó cuando avanzaron hasta Plaza de España. En ese lugar hay obras actualmente por lo que los exaltados comenzaron a tomar posiciones, mover vallas y coger adoquines del suelo. Podría haberse dado una batalla campal.

Los manifestantes han lanzado piedras contra las ventanas de sucursales bancarias.
Los manifestantes han lanzado piedras contra las ventanas de sucursales bancarias. Alejandro Requeijo

En ese momento aparecieron los agentes antidisturbios con sus defensas y avanzaron rápidamente contra la masa, que se disgregó por la calle de la Princesa y aledañas. Todavía tuvieron tiempo de generar más destrozos en esa zona antes de que se restableciera la normalidad entre ruido de sirenas de bomberos, Policía y el helicóptero policial. Pasada la una de la madrugada, fuentes de la Delegación de Gobierno aseguraban que la situación estaba controlada pese a las imágenes que se habían visto.    

Dos policías apagan un contenedor en llamas cerca de la Plaza de España de Madrid
Dos policías apagan un contenedor en llamas cerca de la Plaza de España de Madrid Alejandro Requeijo

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba