El diputado nacional de Ciudadanos Pablo Cambronero ha anunciado este miércoles que abandona el partido y se marcha al Grupo Mixto en el Congreso de los Diputados. "Es la decisión más difícil que he tomado. He pedido integrarme en el Grupo Mixto del Congreso para defender el programa electoral que firmé", ha indicado en su cuenta de Twitter.

"No me integro en ningún grupo político, haré lo que prometí hacer. Gracias a Ciudadanos por haberme dado tanto este tiempo", ha señalado en un mensaje en el que incluye una carta de despedida al que ha sido su partido hasta el día de hoy. Con esta decisión, Ciudadanos se queda con nueve diputados en la Cámara baja.

"No puedo pertenecer a un partido, mejor dicho, ponerme a las órdenes de una dirección de partido que en plena pandemia dedica su tiempo a realizar estas estrategas o pactos que no comparto. No puedo justificar ni defender algo en lo que no creo. Si veo corrupción, denuncio y me aparto", ha subrayado sobre el caso de Murcia.

Cambronero ha criticado con dureza el desarrollo de la Ejecutiva nacional del pasado lunes. "Las decisiones tomadas este lunes de no cambiar nada y que todo siga igual es el claro ejemplo de la deriva sanchista que ha tomado Cs", ha hecho hincapié.

"Dije no al sanchismo"

El diputado por Sevilla ha explicado, tras su paso al Grupo Mixto, que a partir de ahora votará "en conciencia y bajo los firmes principios que consagró el programa electoral que defendía de cara a los ciudadanos", pues esa fue su "promesa a todos los votantes".

"Yo no he cambiado, mi partido sí. Las convicciones no se venden ni se compran, y menos aún se cambian, al menos las mías, nos voten los españoles o no. Dije no al sanchismo y lo mantengo", ha proseguido en un duro alegato contra Arrimadas.

"Si en algo he fallado a los afiliados y simpatizantes de Ciudadanos, les pido disculpas, pero entiendo que, como yo, la inmensa mayoría no puede quedarse mirando mientras el proyecto pierde el rumbo. Yo intentaré continuar donde Albert Rivera lo dejó, sin más", ha concluido Cambronero sin una mención concreta a la que ha sido su presidenta en Cs.

Reacciones en Ciudadanos

Tras conocer la renuncia del diputado de Ciudadanos, la formación naranja ha publicado un comunicado en el que exige al diputado que entregue su acta "por coherencia personal y respeto a los principios éticos", así como en cumplimiento de lo establecido en el artículo 10.3 de los Estatutos y del compromiso asumido en su Carta Ética y Financiera, "documentos que recogen el compromiso de dejar el acta si causan baja en el partido por cualquier motivo".

En todo caso, desde el equipo de Arrimadas se ha subrayado que el grupo parlamentario en el Congreso "seguirá trabajando y defendiendo su proyecto para velar siempre por el interés general de los españoles, hacer política útil e impulsar reformas que consigan que en nuestro país triunfen la unión y la concordia frente a la división y el enfrentamiento".

El secretario de Organización de Cs, Borja González, ha arremetido contra Cambronero por aferrarse al acta "por dinero" y "traicionar" a sus compañeros. "Demuestra que no has aprendido nada de los valores que se aprenden en el Cuerpo. Esta actitud es una vergüenza para ti y para España", ha aseverado González.

En la misma línea se ha manifestado el portavoz nacional de Cs, Edmundo Bal, para quien "lo valiente y lo coherente" hubiera sido dejar el acta. "Obtuviste el escaño en el Congreso porque te presentaste en las listas de Ciudadanos. Sumarte a la operación de Génova y Hervías pero aferrarte al acta y al sueldo de diputado te retrata perfectamente. Una lástima", le ha censurado.