La Dirección General de Tráfico (DGT) recaudó el año pasado casi un millón de euros al día en multas a pesar de las restricciones a la movilidad impuestas durante algunos meses para frenar la pandemia del coronavirus, que hicieron que los viajes por carretera bajaran un 25% respecto a 2019.

El dato de los ingresos de la DGT por denuncias a conductores aparece en una respuesta por escrito del Gobierno a los diputados Óscar Gamazo y Jaime Miguel Mateu, del PP.

La respuesta, a la que tuvo acceso Servimedia, indica que Tráfico recaudó el año pasado 336.341.581,12 euros en multas, lo que supone una media de más de 920.000 euros diarios.

A pesar de esa elevada cantidad, se trata de la cifra más baja desde 2007, cuando la DGT ingresó 301.670.122,04 euros. El máximo histórico continúa siendo el de 2009 (466.038.452,24 euros).

La recaudación de la DGT por denuncias a conductores han encadenado descensos anuales durante el último lustro, al pasar de 407.487.184,56 euros en 2015 a 336.341.581,12 euros en 2020.

Denuncias a conductores

Por otro lado, la DGT formuló, a través de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, un total de 3.862.840 denuncias a los conductores durante el año pasado, que es la cantidad más baja desde 2011, cuando interpuso 3.805.194. El año con más denuncias es 2015, con 4.826.246.

El año 2020 terminó con un mínimo histórico de fallecidos por accidentes de tráfico en las carreteras españolas y, por primera vez, se registraron menos de 1.000 muertes anuales, al contabilizarse un total 870 defunciones.

El 77% de los siniestros viales mortales se produjeron en carreteras convencionales (esto es, de un carril por sentido y sin separación física entre ambos), con 670 fallecidos, mientras que otras 200 personas perdieron la vida en autopistas o autovías.