La Policía ha detenido a siete personas y ha tomado declaración a otras tres en calidad de investigados por su presunta participación en un delito contra la administración pública que habrían cometido al defraudar 2,1 millones de euros con una trama dedicada al fraude de subvenciones y blanqueo de capitales.

En la operación se han efectuado varios registros en empresas de Coria del Río (Sevilla) y Albacete, se han embargado más de cien bienes inmuebles y también se han bloqueado 150 cuentas bancarias para asegurar las responsabilidades penales y civiles, ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

Los hechos se remontan a 2015, cuando unos empresarios, miembros de un grupo familiar y personas de su entorno que gestionaban diversos negocios en Coria del Río, solicitaron a través de una gestoría una subvención ante el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio por importe de 2.1 millones de euros.

Fábrica de pellets

La ayuda tenía como fin construir en la provincia de Sevilla una fábrica de "pellets", unas pastillas de madera prensada utilizadas para combustible para calderas ecológicas y de mayor eficiencia.

Una vez que la subvención fue cobrada y ante la falta de justificación de la ejecución del proyecto, el Ministerio de Industria solicitó en 2017 el reintegro de los fondos públicos con sus intereses.

Tras abonar dos cuotas, los empresarios cesaron en los pagos, motivo por el cual el servicio jurídico del Ministerio, tras las reclamaciones en vía administrativa, presentó en 2019 una denuncia ante la Fiscalía y se hizo cargo de las actuaciones el Juzgado de Instrucción Mixto número 2 de Coria del Río.

El principal investigado declaró en el juzgado que los hechos fueron cometidos por un socio fallecido en 2016 y afirmó que desconocía los hechos al encontrarse en el extranjero atendiendo a sus negocios particulares.

Sin embargo, la investigación del Grupo de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción de la UDEF de Sevilla permitió conocer que los fondos, tras ser abonados por el Ministerio, fueron inmediatamente transferidos a una cuenta corriente de una sociedad controlada por personas del entorno de los investigados y que desarrollaba su actividad en un polígono industrial de la provincia de Albacete.

Después, los fondos fueron transferidos a cuentas corrientes de sociedades vinculadas a las personas que formaban el grupo empresarial investigado y desde estas últimas, a terceras cuentas en un complejo entramado societario y operativa bancaria.

El 9 de febrero, un operativo policial con agentes de Sevilla y Albacete y de la Policía Local de Coria del Río ha culminado con la detención de siete personas acusadas de los delitos de fraude en subvenciones públicas y blanqueo de capitales, y con la imputación a otras tres de los mismos hechos.