La Policía Nacional ha detenido a seis jóvenes extranjeros por retener a cuatro chicas en una fiesta ilegal desarrollada en un piso turístico del madrileño barrio de Pacífico e intentar abusar sexualmente de una de ellas, ha informado a Europa Press una portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

Los hechos tuvieron lugar a las 5 horas del domingo en la calle Granada. Unos vecinos escucharon a esas horas fuertes gritos de una mujer pidiendo auxilio. Cuando llegaron los agentes comprobaron que en ese piso estaban con música alta y nadie respondía ni abría la puerta. Por ello, llamaron a los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, que cortaron los barrotes de las persianas y rompieron un cristal de una ventana y entraron al domicilio.

Dentro encontraron a cuatro chicas, que manifestaron que habían sido invitadas a ese piso con otras jóvenes pero que les han impedido la salida del mismo, encerrándoles con llave en una habitación. Además, en un momento dado uno de los detenidos se abalanzó contra una de las mujeres con la intención sexual de tocarla, pero ella logró zafarse.

En el piso de alquiler turístico había 50 personas. La Policía Nacional ha arrestado a seis varones entre 22 y 28 años de diversas nacionalidades: un italiano, cuatro franceses y un portugués, ninguno español. Están acusados de presuntos autores de delitos de resistencia y desobediencia policial, y uno de ellos además por abuso sexual y coacciones.

Otra fiesta ilegal

Por otro lado, la Policía Nacional también ha intervenido en otra reunión ilegal esta madrugada. En torno a las 1.30 horas de este domingo una patrulla pasaba por la calle Velázquez, en el madrileño barrio de Salamanca, observaron en un balcón una multitud de gente y más dentro del piso.

Ya en el descansillo, los agentes oyeron música elevada y muchas voces cantando al unísono el cumpleaños feliz. Tras la negativa de identificarse y abrir la puerta, los policías consiguieron finalmente acceder a esa vivienda, donde encontraron a 12 personas, quienes fueron sancionados por no llevar mascarilla e incumplir otras medidas antiCovid.

Además, han detenido a un ciudadano francés y otro libanés por resistencia, desobediencia y atentado a la autoridad. En esta fiesta había jóvenes de varias nacionalidades, también españoles, según las mismas fuentes.