La Policía Nacional ha detenido a diez activistas de la ONG Greenpeace que se han subido este sábado en la fuente de Cibeles con un árbol metido en una urna transparente y también han puesto una mascarilla a la estatua, según informan a Efe fuentes policiales.

Este grupo de activistas se ha introducido dentro de la fuente sobre las siete y media de la mañana de este sábado y no han sido desalojados hasta las diez y media, según estas mismas fuentes.

Ocho de los activistas, pertrechados con trajes de neopreno, se subieron a la estatua de Cibeles para colocar una urna de metacrilato transparente que contenía una maceta con un árbol. También colocaron a Cibeles una mascarilla con un respirador para protestar por el estado medioambiental.

Día Mundial del Medio Ambiente

En cambio, dos de los integrantes de Greenpeace se subieron a dos farolas próximas a la plaza con un cartel amarillo con el lema "Ciudad verde, planeta sano", coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente.

Agentes de policía se introdujeron en el interior del agua para arrestar a estas personas por los delitos de resistencia, desobediencia y desórdenes públicos.