Con carnés falsos del Ejército del Aire, el detenido compraba armas de última generación a precio de mercado y las vendía de forma subrepticia a terceros. Él mismo había formado parte del cuerpo militar. La Guardia Civil le ha detenido junto a otras cuatro personas en el marco de la Operación Gaviota y le acusa de delitos relacionados con el tráfico y depósito de armas y munición, falsedad documental, usurpación de funciones, tráfico de drogas y blanqueo de capitales.

Las pesquisas de la Guardia Civil arrancaron al detectar movimientos sospechosos en una armería. El detenido había logrado falsificar la documentación de oficiales y suboficiales del Ejército del Aire para adquirir más de una veintena de armas de última generación. Pese a que los carnés presentados parecían legítimos, en la comprobación posterior se determinó que no lo eran.

La investigación condujo a los agentes hasta un individuo que había formado parte del Ejército del Aire y que había utilizado la identidad de antiguos compañeros para generar la documentación falsa. "Utilizaba para ello permisos de armas y guías de pertenencia falsificadas a nombre de militares para los que decía actuar como representante", detalla la Guardia Civil.

El material intervenido

El hombre había logrado adquirir 21 armas de fuego, entre revólveres, pistolas, fusiles de asalto militares en su versión civil y escopetas policiales tácticas de corredera. Todas ellas estaban sin utilizar. Acto seguido las colocó en el mercado negro, triplicando el precio que había pagado por ellas.

Según la Guardia Civil, también se valía del engaño y la confianza de otra persona con licencia de armas de tiro deportivo para comprar grandes cantidades de munición que posteriormente entregaba a los otros detenidos para venderla junto con las armas con las que traficaban. Los detenidos blanqueaban los beneficios obtenidos mediante la compra de propiedades, vehículos y la obtención de préstamos que amortizaban de forma anticipada en un corto plazo de tiempo.

En los diez registros que el Instituto Armado ha llevado a cabo en Madrid, Burgos y Barcelona, además de las armas, se han intervenido 73.200 euros en billetes, 120 gramos de cocaína en polvo, cargadores de armas, fundas, accesorios, documentación falsa y un vehículo de alta gama. Otras cuatro personas han sido detenidas en el marco de la operación.