Los Mossos d'Esquadra han detenido en Barcelona al presunto autor de varios robos a bares regentados por ciudadanos chinos en la provincia de Valencia, a los que supuestamente drogaba con benzodiazepina para anular su voluntad y sustraer el dinero de sus bolsillos y de la caja registradora.

La Policía Nacional ha informado a EFE de que el sospechoso, de 49 años y que estaba en busca y captura a nivel nacional, fue detenido este martes, día 20, y es autor supuestamente de cuatro robos, dos en Valencia, uno en Mislata y otro en Alaquás, con el mismo modus operandi, y en los que robó casi 7.000 euros.

Según han relatado, se trata de cuatro bares regentados por ciudadanos de nacionalidad china, a los que acudía días antes de perpetrar el robo para "estudiar a los empleados y a los clientes e incluso ganarse la confianza" del dueño o los camareros.

Anulaba la voluntad de la persona

Días después, acudía al local y pedía una consumición y en el momento que consideraba apropiado echaba la benzodiazepina en la bebida del camarero, a veces un café, o incluso otra bebida porque en algún caso, según las fuentes, instó a su víctima a brindar.

La sustancia anulaba la voluntad de la persona y le generaba malestar, desorientación e incluso desmayo, momento que aprovechaba para robar el dinero que pudieran llevar encima y el de la caja registradora.

De los tres casos, en tres, y tras una analítica, las víctimas dieron positivo en benzodiazepina, han indicado fuentes policiales.

Dos de los robos más recientes se produjeron en febrero y marzo de este año, y los otros dos, en enero y julio de 2020.

Además, al detenido se le considera autor de otro tipo de hechos delictivos, como robos con fuerza y hurtos.