La Policía Nacional ha detenido a 64 miembros de un grupo criminal que utilizaban su posición de gestores para estafar a los clientes con microcréditos llegando a perjudicar, con más de 24.000 euros, a cinco financieras.

En un comunicado, la policía Nacional ha informado este viernes de que gracias a la investigación realizada por el Grupo de Delincuencia Económica y Fiscal de la Comisaría Local de Dos Hermanas (Sevilla), tras casi dos años de trabajo, se ha detenido a 64 personas, trece de las cuales formaban parte de una red dedicada a la adquisición de microcréditos financieros a través de compras simuladas de productos en empresas.

El grupo criminal ha causado a cinco financieras con las que operaban un perjuicio económico de mas de 24.000 euros.

Mismo perfil entre los miembros

La organización estaba compuesta por los encargados de la captación de clientes -todos ellos con un mismo perfil: pensionistas, endeudados o personas que figuraban en las listas de morosos- y que además gestionaban los microcréditos.

Asimismo, había empresarios que operaban en esta trama y que utilizaban las financieras con las que operaban habitualmente para formalizar las operaciones fraudulentas.

Los gestores utilizaban internet para darse a conocer y usaban logotipos de diferentes financieras para aparentar más credibilidad y captar a los clientes que, una vez se ponían en contacto con ellos, eran engañados y se les ofrecía como única solución realizar una falsa compra de productos con una empresa colaboradora y simular la financiación ofreciéndoles beneficios.

Con este engaño, la financiera, al recibir la documentación del crédito -siempre inferior a 12.000 euros para poder evitar riesgos- confirmaba la operación y el dinero se repartía entre los miembros de la organización y los clientes que aceptaban las operaciones de falsas compras, ha precisado la nota.

Debido a la complejidad de la operación, el número de detenidos y su duración en el tiempo, las detenciones se han producido en cuatro fases en las que los agentes se han desplazado hasta las localidades de Sevilla, Dos Hermanas (Sevilla), Úbeda (Jaén), Huelva, Jerez de la Frontera (Cádiz), Málaga, Madrid, Oviedo, Murcia, Almendralejo (Badajoz) y Granada.