La Guardia Urbana ha desalojado este sábado a 185 personas de un local de l'Eixample de Barcelona con un aforo máximo de 49 por las restricciones de la pandemia, que por otra parte sería de 69 en una situación sin pandemia.

Los agentes recibieron la alerta por parte de los vecinos, el local quedó precintado y se confeccionaron cuatro denuncias, ha informado la Guardia Urbana este domingo en un tuit recogido por Europa Press.

Denunciaron "exceso de aforo con riesgo para las personas"; sistemas contra incendios en mal estado --tenía cuatro extintores, todos caducados--; actividad diferente a la permitida, puesto que con licencia de bar-restaurante con cocina estaba ofreciendo actividad propia de bar musical --y encargaba la comida a otro local--; y otros supuestos que implican riesgo.