La Policía Nacional ha propuesto para sanción a siete médicos internos residentes del Hospital Miguel Servet de Zaragoza por exceder el número de personas reunidas en un mismo espacio cerrado. El personal, de entre 26 y 29 años, estaba fuera de servicio y reconoció que estaban participando en una celebración.

Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del martes sobre las 2:45 horas. Fuentes policiales explicaron que sobre esa hora los agentes de un coche patrulla que circulaba por la zona observaron unas luces en una habitación de la cuarta planta que daba al exterior que les llamó la atención por lo que accedieron al centro.

Una vez allí, accedieron hasta la habitación y encontraron a las sanitarios "agazapados", quereconocieron que se encontraban celebrando.