España

El ex número tres de Defensa con Robles deja "atado" su futuro ascenso a general

El anterior subsecretario ha promovido a más de la mitad de los generales en activo del Cuerpo Jurídico, quienes tendrán que evaluar en unos años si le ascienden primero a coronel y luego al generalato

Alejo de la Torre y Margarita Robles el día de su nombramiento como subsecretario.
Alejo de la Torre y Margarita Robles el día de su nombramiento como subsecretario. MINISDEF

El último subsecretario del Ministerio de Defensa con Margarita Robles, Alejo de la Torre, ha dejado "atados" sus futuros ascensos a coronel y general auditor, en opinión de fuentes militares consultadas por Vozpópuli, gracias a los polémicos nombramientos que ha efectuado en los dos últimos años dentro del Cuerpo Jurídico Militar, al que él mismo pertenece en su condición actual de teniente coronel.

Desde la llegada de Robles al Ministerio de Defensa se han producido varios ascensos controvertidos al no tenerse en cuenta los méritos ni el escalafón. En febrero, por ejemplo, este periódico desveló la polémica desatada por los ascensos al equivalente de general de división en el citado Cuerpo Jurídico y el Cuerpo de Sanidad, unos hechos ampliados por el Partido Popular en junio en una pregunta parlamentaria que motivaron, según las citadas fuentes militares, el cese al cabo de unos días del subsecretario, responsable máximo de los llamados Cuerpos Comunes.

Vozpópuli añadió el pasado lunes una nueva polémica en el Ministerio de Defensa por los ascensos al generalato dentro de la rama jurídica, tras circular entre los miembros del Cuerpo Jurídico Militar la lista confidencial que la Junta de Evaluación elaboró para los ascensos del ciclo 2018/2019 de coronel a general auditor. En ella aparecía que uno de los cuatro elegidos -Francisco Luis Pascual Sarriá- estaba en el puesto número diez del escalafón, siendo este último próximo al PSOE.

En los ascensos para el ciclo 2019-2020 también ha habido malestar entre los coroneles con opciones a ascender, lo que demuestra que la polémica de la evaluación anterior no fue un caso aislado. En el ciclo 19/20, el dictamen de la Junta de Evaluación también fue ignorado en la decisión final de De la Torre. Las citadas fuentes subrayan que el entonces subsecretario "propuso y dispuso, siguiendo su propio y particular criterio".

Robles y el entonces subsecretario,  Alejo de la Torre, en un acto con altos mandos militares.
Robles y el entonces subsecretario, Alejo de la Torre, en un acto con altos mandos militares. M.Defensa

Sólo había dos plazas de ascensos a general auditor ya que en el ciclo anterior se habían promovido cuatro, una cifra inusual y con la que el subsecretario benefició al citado Pascual Sarriá. La sorpresa en el curso 19/20 es que no ascendieron Alfonso Barrada (número 1), José Romero (2) ni Antonio López Urgoiti (3), sino José Luis García (4) y José Ignacio Taboada (5), ambos con fecha 21 de febrero de 2020.

Una vez ascendidos pasaron a ocupar respectivamente puestos en la Asesoría General de la Defensa y en la Asesoría General de la Armada. De nuevo estos "saltos" en el escalafón provocaron malestar en el Cuerpo Jurídico. No por el caso de Barrada, pues aún no había hecho el curso de generales en el CESEDEN por lo que técnicamente no podía ascender, sino por los otros dos damnificados.

Romero fue el caso más controvertido, pues fue excluido "sin razón ni explicación" por De la Torre, según las citadas fuentes. Para el actual ciclo 2020/2021 ha quedado de número uno, pero su destino está "sellado" al no haber vacantes libres, por lo que pasará a la reserva sin ascender.

Mientras, a López Urgoiti le penalizó tanto en el ciclo 18/19 como en el siguiente, en el que volvió a quedar en tercera posición, el hecho de su "amistad personal" con el anterior secretario de Estado del PP, Agustín Conde. En su caso, al ver el primer veto "por razones políticas" ya se consideró excluido para el segundo antes de empezar la propia evaluación. 

A fecha de hoy, siete de los 13 generales que tiene el Cuerpo Jurídico le deben sus respectivos ascensos al ya cesado De la Torre

Al margen de estos discutibles ascensos a general auditor, en enero de este año hubo polémica con los citados ascensos a general togado -equivalentes a generales de división en el Cuerpo Jurídico- ya que Robles y De la Torre se decantaron finalmente por dos candidatos -Juan Pozo y Antonio Afonso- a pesar de que ambos quedaron en cuarta y sexta posición en antigüedad, méritos y hojas de servicio.

Así las cosas, a fecha de hoy, siete de los 13 generales que tiene el Cuerpo Jurídico le deben sus respectivos ascensos al ya cesado De la Torre. Y los seis que, en principio, no le tienen que agradecer nada al anterior subsecretario cuentan los días que les quedan en activo: cinco de ellos pasan a la reserva durante el próximo año y el sexto a principios de 2022.

Robles junto al general Varela (dcha) y el subsecretario De la Torre en 2018.
Robles junto al general Varela (dcha) y el subsecretario De la Torre en 2018. EFE

Este calendario es revelador pues De la Torre promocionó a generales a los que aún les quedan muchos años de carrera dentro del generalato. Para ello, se saltó a los rivales que tenían por delante. Y todos los beneficiados por el exsubsecretario formarán parte de las citadas Juntas de Evaluación que decidirán en un futuro no muy lejano si De la Torre tiene méritos para ascender primero a coronel y, más tarde, a general auditor. Todo ello en el lapso de cinco o seis años.

"Las decisiones del anterior subsecretario, a pesar de su cese, tendrán consecuencias durante muchos años ya que antes de irse ha dejado bien atados la mayor parte de los puestos de la cúpula de los Cuerpos Comunes", concluyen las citadas fuentes.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba