Juicio Gürtel Sigue el pacto de no agresión: Rajoy afirma que "nunca tuvo queja" de Bárcenas como tesorero

El presidente del Gobierno se somete a dos horas de interrogatorio en la Audiencia Nacional en las que "juró" decir verdad. Rajoy afirma que los papeles de Bárcenas son "falsos" y que "jamás" cobró en sobres. 

Rajoy, en la Audiencia
Rajoy, en la Audiencia EFE

El presidente del Gobierno Mariano Rajoy ha comparecido este miércoles como testigo en el juicio de la Primera Época de la trama Gürtel (1999-2005) para desvincularse por completo de la gestión económica del Partido Popular. Ni cobró en sobres, ni tenía conocimiento de la Caja B, ni estaba al tanto de los pormenores de los pagos de las campañas electorales del partido ni sabía nada de las cuentas del extesorero Luis Bárcenas en Suiza.

Sus respuestas denotaron que el presidente se había preparado a fondo la declaración. De hecho, en alguna ocasión, él mismo se autocorrigió. "No pudo haber sido, no…no fue", dijo rápidamente en voz alta el líder del PP, quien repitió una y otra vez la palabra jamás a lo largo de su exhaustivo interrogatorio.

Rajoy, que juró decir verdad al arrancar su declaración pasadas las 10 de la mañana, ha calificado de "rotundamente falsos" los denominados 'papeles de Bárcenas', es decir, la contabilidad B del partido. De la misma forma, el presidente del Ejecutivo –que ha comparecido ante la Sección Segunda de la Audiencia Nacional compuesta por los magistrados Ángel Hurtado, Julio de Diego y José Ricardo de Prada- ha insistido en reiteradas ocasiones en que su función dentro del PP era exclusivamente política. "Mis responsabilidades eran políticas y no de contabilidad", repitió en más de una ocasión el líder de la formación conservadora.

Durante esta sesión del juicio de la Primera Época de Gürtel, el jefe del Ejecutivo ha tenido que responder sobre los SMS que envió al extesorero Bárcenas, los sobres que se repartían en su partido y el motivo por el que el denominado grupo Correa dejó de contratar con el Partido Popular.

Sin queja de Bárcenas

A lo largo de su declaración testifical que se ha prolongado, Mariano Rajoy ha señalado que mientras Álvaro Lapuerta y Luis Bárcenas fueron tesoreros del Partido Popular no tuvo ninguna queja de ellos. "Ninguna queja", ha recalcado el presidente quien añadió que ni las tuvo ni las recibió por parte de nadie.

"Tengo la costumbre de responder a los mensajes que me manda la gente", dijo el presidente sobre los SMS con Bárcenas

En esta misma línea, el presidente ha admitido que en 2010 mantuvo una reunión con Bárcenas en su despacho cuando dejó el partido porque quería "despedirse" y le pareció algo "razonable". Sobre esta reunión, ha explicado: "Me pareció razonable porque llevaba 30 años en la casa, tenía cargo de senador y quería despedirse. Nos explicó que estaba en una situación difícil, que iba a defenderse y que iba a ocupar su tiempo con los abogados".

Sobre los SMS que publicó en 2013 el diario El Mundo con el famoso "Luis sé fuerte", Rajoy toreó la incómoda pregunta como pudo: "Tengo la costumbre de responder a los mensajes que me manda la gente. (…) No se acierta siempre en la vida". Asimismo, al ser interpelado por las cuentas en Suiza del extesorero dijo que no sabía "nada" de las cuentas, "lo supe cuando fueron publicadas en los medios de comunicación", añadió.

Las relaciones con el grupo Correa

Por otro lado, cuando el presidente fue preguntado por los 163.507 euros que habría recibido en metálico de la Caja B, Rajoy negó la mayor y se ha limitado a recalcar que "cobrábamos un sueldo de diputado y bastantes personas tenían un complemento que abonaba el partido y que se declaraba a Hacienda. Cuando dejamos el Gobierno dejamos de cobrarlo porque no se podía hacer".

Otras de las cuestiones relevantes de esta comparecencia llegó cuando Rajoy fue preguntado la reunión que, según la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, presidió en 2004 en su despacho con el extesorero Álvaro Lapuerta, donde se advirtió a la lideresa de dos operaciones urbanísticas en los municipios madrileños de Arganda del Rey y Majadahonda. El líder del PP reconoció la misma y declaró que dio orden a Aguirre de enterarse "qué pasaba con esos municipios".

De la misma manera, el testigo subrayó que es “cierto” que dio orden de cortar las relaciones con grupo empresarial que lideraba Francisco Correa después de ser alertado por Lapuerta de que los miembros de la Gürtel hacían negocios en nombre del PP.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba