El exministro de Sanidad, Salvador Illa, abandonó su cargo para presentarse a las elecciones catalanas por el Partido Socialista sin haber convocado ni una vez al Consejo Asesor de Sanidad, una herramienta formada por eminencias científicas y médicas del que todos los presidentes, hasta la llegada de Illa, habían sacado provecho. La actual ministra de Sanidad, Carolina Darias, transita por el mismo camino, y deja en 'modo off' esta institución, a la que no ha recurrido ni una vez desde su nombramiento.

Llama la atención que, a pesar de la escasa experiencia en materia sanitaria de ambos políticos, no hayan optado por seguir reuniéndose e impulsando la tarea de este consejo, cuyos miembros no cobran nada por pertenecer a él.

A pesar de su inactividad, llevando parado más de un año y cuatro meses, sigue estando ahí. Es más, no se ha producido su disolución por lo que se da la insólita situación de que aparecen personas que hasta han cambiado de puesto de trabajo.

Si uno busca en Google 'Consejo Asesor de Sanidad' sigue apareciendo en primer lugar un link del Ministerio de Sanidad donde se explica que "el Consejo Asesor de Sanidad y Servicios Sociales es el órgano consultivo y de asistencia a la persona titular del Departamento en la formulación de la política sanitaria y bienestar social. Su composición y régimen de funcionamiento se regula por su normativa específica".

Este grupo de expertos resultaron de gran ayuda para la exministra María Luisa Carcedo. De los conocimientos y experiencia de sus integrantes se forjaron, por ejemplo, la ley de eutanasia, que hoy es una realidad, o el Plan Nacional de Atención Primaria, cuya aplicación ha lastrado, en gran medida, la pandemia. Vozpópuli se ha puesto en contacto con el Ministerio para conocer si tiene intención de reactivarlo pero no hemos obtenido respuesta.

Al no haberse disuelto el Consejo Asesor, cosa que debe hacer la ministra de Sanidad, se mantienen al frente los mismos componentes que nombrase Carcedo, con pocas excepciones. Quien fuera presidente de dicho órgano, Pedro Sabando, exconsejero de Salud de la Comunidad de Madrid durante siete años bajo la presidencia de Joaquín Leguina, dimitió al conocerse el nombramiento de Illa como ministro.

Como el mismo argumenta, "no tiene sentido formar parte del Consejo Asesor con un ministro distinto, pues los componentes deben ser personas de estrecha confianza del ministro". En su momento, y como marcan los estatutos, le sustituyó la vicepresidenta, Natividad de la Red, profesora de Política Social y
Trabajo Social en la Universidad de Valladolid.

La otra ausente del equipo es Verónica Casado, la actual consejera de Sanidad de Castilla y León por Ciudadanos, que también estuvo en el equipo de Carcedo dada su reconocido prestigio profesional como 'mejor médico de Familia del mundo' de acuerdo con la Organización Mundial de la Medicina de Familia.

Integrantes del Consejo Asesor

Los miembros actuales del Consejo Asesor cubren todo tipo de áreas médicas. Cuenta con asesores de Obama, especialistas en Salud Pública, Psiquiatría o investigadores de primera línea:

 Santiago Ramón y Cajal: Premio Nacional de Investigación en Oncología para jóvenes investigadores (1997).
 Fernando Lamata Cotanda: médico y exconsejero de Sanidad de Castilla-La Mancha (2000-2004 / 2008-2011).
 Marciano Sánchez Bayle: médico y presidente de la Federación de Asociaciones de Defensa de la Sanidad Pública (FADSP)
 Rafael Bengoa Rentería: médico, exconsejero de Sanidad de País Vasco (2009-2012) y asesor de Obama en su reforma sanitaria.
 Javier Sánchez Caro: médico y académico correspondiente de la Real Academia Nacional de Medicina.
 Juan José Rodríguez Sendín: médico y presidente de la Comisión Central de Deontología de la Organización Médica Colegial.
 Joan Ramón Villalbí: especialista en Salud Pública y delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas.
 Juan Antonio Vargas Núñez: médico y exdecano de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid.
 Rosa Urbanos Garrido: economista y primera directora del Observatorio del Sistema Nacional de Salud (2003-2004).
 Beatríz López Valcarcel: catedrática e investigadora en Economía de la Salud española.
 Pilar Garrido López: oncóloga médica y presidenta de la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME).
 Olga Delgado: presidenta de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria.
 Fernando Carballo Álvarez: expresidente de la federación de Asociaciones Científico
Médicas de España (Facme).
 Carmen Moya García: médico fundadora de la Sociedad Española de Epidemiología.
 José Luis Pedreira Massa: psiquiatra infanto-juvenil miembro de la New York Academy of Sciences.
 José Ramón Repullo Labrador: médico y profesor de Planificación y Economía de la Salud en la Escuela Nacional de Sanidad.
 María Dolores Calvo Sánchez: enfermera y profesora en la Universidad de Salamanca.
 María Blasco Marhuenda: bióloga, investigadora y directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO).
 Begoña Olabarria González: psicóloga y primera presidenta de la Comisión Nacional de la Especialidad de Psicología Clínica.

Los asesores de la pandemia

A lo largo de la pandemia de covid-19 hemos oído hablar una y otra vez de los "expertos". Se han sucedido los grupos de expertos según el momento de la pandemia. Está, por ejemplo, el grupo multidisciplinar que diseñó el "Plan para la transición hacia una nueva normalidad", formado por expertos de áreas sanitarias, económicas, sociológicas y económicas y cuyos nombres se hicieron públicos en abril de 2020.

También se encuentra el comité de expertos que tomó las decisiones para la desescalada. En realidad, todo resultó ser un ejercicio de marketing de Iván Redondo, y dichos expertos, cuyos nombres Illa no quiso compartir, eran, ni más, ni menos, que los funcionarios de la Dirección General de Salud Pública y del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes).