Xavier Monge, que ha recibido muchas críticas en las redes sociales por sus últimos comentarios en Twitter antes de que cerrara su cuenta en esta red, es militante de Endavant, el sector de la CUP más radicalmente contrario a aceptar la investidura de Artur Mas y la propuesta negociada con Junts pel Sí (JxSí).

Xavier Monge hizo sus polémicos comentarios en Twitter el martes por la noche en respuesta a unas declaraciones de Toni Infante, que es de uno de los principales referentes políticos de Poble Lliure -otra de las organizaciones integradas en la CUP-, en las que afirmaba que "la CUP no se puede permitir tirar por la borda el plebiscito del 27S", informa EFE.

Monge ha cerrado su cuenta de Twitter

En el primero de los tuits de Monge afirmaba que "ya sería hora de poner encima de la mesa la pura realidad: el proceso es el mayor fraude de la política catalana". En el segundo comentario, Monge respondía a Infante que "ni ganamos el 27S, ni la UE hará nada por nosotros, ni habrá un referéndum pactado" porque "la oligarquía catalana no romperá la baraja". Monge escribía en su tercer tuit: "Un mandato inexistente, una hoja de ruta en blanco, una legislatura muerta, y aún hablamos de investir al mayor cadáver político del momento. Bravo".

Monge cerró su cuenta en Twitter al mismo tiempo que indicaba: "Disfrutad de vuestro reino de fanáticos". Según fuentes de la CUP, el excabeza de lista por Barcelona presentó su dimisión en una carta al ver el revuelo que habían causado sus comentarios tanto dentro como fuera de la CUP.

Toni Infante se ha limitado a señalar al respecto que Monge "se equivoca totalmente", porque el proceso soberanista "no es propiedad de ningún partido" sino de los casi dos millones de votantes. Monge será sustituido en el secretariado nacional por otro militante de Endavant, Ferran Carbonell, según han apuntado fuentes de la CUP.