La reestructuración del Gobierno de Pedro Sánchez del pasado fin de semana no ha tenido efectos positivos en el electorado socialista. Al menos, según la encuesta de Data 10 para OkDiario. Si los comicios se celebrasen en este momento, el PSOE sólo lograría 97 diputados, 23 menos que los cosechados en las generales del 10 de diciembre de 2019.

El pasado fin de semana, Pedro Sánchez dio un volantazo a su legislatura. Relegó a pesos pesados de su ejecutivo, como Carmen Calvo (Presidencia) o José Luis Ábalos (Transportes) , y elevó el peso de Nadia Calviño (ministra de Asuntos Económicos), a la que ascendió a vicepresidenta primera. Además, el presidente nombró a siete nuevos ministros, entre ellos, a tres alcaldesas, para darle un aire más joven a una legislatura que tendrá como principal objetivo la recuperación económica y la gestión de los fondos europeos.

El efecto de esta remodelación, según el sondeo, todavía es nulo. De hecho, es el Partido Popular el que consolida su ascenso, logrando el 30,3% de los votos y 133 escaños. Si se suma los 49 cosechados por Vox (52 escaños en 2019), los populares lograrían una mayoría absoluta de 182 escaños.

La formación de Pablo Casado también obtiene la mayor fidelidad de voto respecto a las últimas elecciones generales, consiguiendo que el 85% de su electorado les vuelva a votar. En este sentido, Ciudadanos sigue sin levantar cabeza. Si ahora todo el país acudiera a las urnas, los de Inés Arrimadas sólo retendrían al 37% de las personas que sí les votó en las generales de 2019.

Unidas Podemos, ahora sin Pablo Iglesias, lograría 17 escaños en unas hipotéticas elecciones, frente a los 35 de 2019, cuando Iglesias estaba al mando del partido. Le siguen en la encuesta ERC, que repite sus resultados con 13 escaños, y Más País, que obtendría 10 diputados.

La encuesta de OkDiario recoge también la opinión de los encuestados sobre la crisis de Gobierno realizado por Sánchez hace una semana. Entre los votantes del PSOE, el 76% de los preguntados lo valora de forma positiva y apenas un 7% la considera negativa. El 70,7% de los populares y el 81,5% de los seguidores de Vox, sin embargo, rechazan los cambios emprendidos por el presidente.

Entre el electorado de Unidas Podemos, socio del Gobierno de coalición, el 60% considera acertada la remodelación del Ejecutivo, mientras que el 22,4% cree que es negativa. Entre los encuestados que apoyan partidos independentistas, un 50,9 valora bien el nuevo organigrama gubernamental, un 24,1% lo rechaza y a un 17,7% le resulta indiferente.

El CIS ultima su barómetro

En las próximas semanas también contaremos con el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), correspondiente al mes de julio. Será el primero realizado tras la concesión de los indultos a los condenados por el 'procés' y cuyo trabajo de campo se hizo mientras empezaban a subir de nuevo los contagios por coronavirus, según han informado a Europa Press fuentes del instituto demoscópico.

La parte final de las encuestas se realizó coincidiendo con la remodelación del Gobierno el pasado día 10, con lo que el sondeo podrá recoger al menos parte del impacto que hayan podido tener en cuanto a intención de voto los cambios de responsables ministeriales acometidos por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

También servirá para analizar si la concesión de los indultos ha variado los pronósticos electorales. Sánchez dio cuenta en el Congreso de esta decisión el 30 de junio, justo un día después de que el Tribunal de Cuentas fijara fianzas millonarias contra exaltos cargos de la Generalitat por el conocido como 'Diplocat'.

Y mientras ese asunto centraba el debate político y el CIS hacía las primeras encuestas para este barómetro iban subiendo los contagios por coronavirus en varias comunidades, sobre todo entre los jóvenes, y algunas de ellas volvían a aprobar restricciones, incluidos toques de queda. En aquellos días se habló también de homofobia y discursos de odio y se produjeron manifestaciones de repulsa en toda España por el asesinato del joven Samuel, en A Coruña, el 3 de julio.

El barómetro de junio, hecho ya en plena polémica por los indultos pero antes de su concesión, mantenía al PSOE en cabeza aunque el PP volvía a recortar la desventaja y ya estaba a sólo 3,5 puntos de los socialistas. En concreto, el PSOE marcaba una estimación de voto del 27,4%, medio punto menos que el mes anterior, y el PP subía al 23,9%, justo medio punto más que en mayo.

La tercera plaza era para Vox, que volvía a bajar y marcaba un 13%, mientras que Unidas Podemos, en la primera encuesta completa sin Pablo Iglesias al frente, se anotaba su mejor dato del año y subía hasta el 12%. Ciudadanos ganaba unas décimas respecto a mayo, pero seguía muy lejos, en el 5,7%, y la coalición de Más País, Equo y Compromís subía de nuevo y llegaba ya un 4,1%.