Un asunto de Estado. Así es como Valentín Pozo, alcalde socialista de Medellín, pueblo natal de Hernán Cortés, considera que debería ser tratada la Historia de España. Tanto por la administración como por los partidos políticos. Tiene 31 años y reconoce estar ya cansado de "la utilización política" que, a su juicio, se hace de esta disciplina en el Congreso de los Diputados y demás instituciones.

Encuentra el último ejemplo en la Comisión de Cultura que esta semana debatió sobre la figura del conquistador extremeño a raíz de una propuesta del grupo parlamentario de Vox para impulsar "una conmemoración digna del quinto centenario de la conquista de México".

Estoy a favor de cualquier iniciativa que ponga en valor la figura del más ilustre vecino de Medellín, pero cansado de politización

"Estoy a favor de cualquier iniciativa que venga a poner en valor la figura del más ilustre vecino de Medellín, pero estoy cansado de la utilización política que se hace de ella. Creo que cualquier propuesta de este tipo debe ir firmada por el máximo número de partidos posibles, no solo por uno, sea cual sea este. Así, antes de ser presentada, contaría con el consenso previo de una mayoría. Sin embargo, en estos tiempos de extrema polarización de la política, es complicado", explica Pozo a Vozpópuli.

La iniciativa, que fue defendida por el diputado por Sevilla Francisco José Contreras, contemplaba también instar al Gobierno a promover "la información equilibrada a escolares sobre la empresa española en América"; "cobertura suficiente de la efeméride en medios de comunicación públicos" y un "monumento a Hernán Cortés en la localidad sevillana de Castilleja de la Cuesta, donde vivió sus últimos años y falleció".

PNL sobre Hernán Cortés

La medida se acabó estrellando en la Cámara Baja con 17 votos en contra, entre ellos los de PSOE y Unidas Podemos, 14 a favor y una abstención. Desde las filas de Vox acusan a los partidos que conforman la coalición de Gobierno de haberse convertido en "los guardias de la Leyenda Negra". Y los socialistas insisten en que Vox "solo quiere crispar".

"En contra de lo que se nos achaca a menudo, en Vox no defendemos una visión rosácea o chovinista de la historia española. Sabemos que en la colonización española de América ha habido luces y sombras. La empresa española en América presenta un rasgo que no se ha dado en otras aventuras imperiales: un constante autoescrutinio moral", señaló Contreras. Y aseguró, en línea con el discurso del filósofo Gustavo Bueno, que "el Imperio español no fue un imperio depredador, sino generador".

El diputado socialista Marc Lamuà, en cambio, manifestó que la propuesta de Vox había sido registrada "para crispar y generar controversia". "Vox ha traído una alabanza al imperialismo al Congreso democrático en España, después de un régimen dictatorial tan nostálgico de estas hazañas bélicas”.

Para Lamuà, el texto recupera "antiguos discursos que en el franquismo se pudieron escuchar mucho". "Esto es antiguo, rancio y nace en buena medida durante el franquismo (…). La hazaña bélica que celebran en su texto y la manera en que lo formulan tiene un referente muy concreto: el fascismo", zanjó el parlamentario del PSC.

Llama a "abandonar complejos"

La polémica no ha despertado revuelo alguno en Medellín, donde los vecinos están acostumbrados a que, cada cierto tiempo, políticos y actores proclives a significarse políticamente viertan críticas sobre el líder de la expedición que inició la conquista de México. Sobre todo cuando estrenan algún producto audiovisual de corte "histórico" como ocurrió con Javier Bardem hace un año con una serie para Amazon que ha terminado cancelada por el coronavirus.

"Hay que poner en valor la Historia y divulgarla de la manera más fidedigna posible. Este debería ser el objetivo de cualquier Gobierno. Necesitamos abandonar complejos y exaltaciones exacerbadas. Necesitamos altura de miras para que nuestro pasado deje de ser un motivo de enfrentamiento y discordia", pide el alcalde extremeño.

Necesitamos abandonar complejos y exaltaciones exacerbadas. Necesitamos altura de miras

En una reflexión que ha publicado a través de sus redes sociales, el edil socialista considera que "debemos asumir que nuestra historia es amplia y compleja, con muchas aristas pero, al fin y al cabo, es nuestra historia: la que compartimos todos. Podemos llevarla como una pesada carga o conocerla para comprender lo que hoy somos".

"A todo el espectro ideológico le pido que deje de manosear nuestro pasado con fines partidistas. La historia de este país nos pertenece a todos", reclama. "Nuestro paisano Hernán Cortés vuelve a ser víctima de una clase política que, como en otros muchos temas, ha decidido quedarse en su trinchera en lugar de salir al encuentro del que piensa diferente. Lo fácil es seguir cayendo en el mismo error una y mil veces. Quizá por eso sea tan importante convertir la historia en un tema de Estado", opina.

Otros, dice el alcalde de Medellín, seguiremos trabajando por aprovechar esa historia para acercarnos a nuestros hermanos iberoamericanos. "La historia como una oportunidad de concordia y colaboración internacional. La historia como instrumento para la paz", concluye.