España

El Gobierno retrasa otros cuatro meses la auditoría sobre su gestión de la pandemia

La evaluación independiente sobre la gestión del coronavirus no se completará al menos hasta abril, según el plan entregado a las comunidades autónomas. Expertos piden desde agosto al ministro Illa que se realice de forma "urgente y prioritaria"

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ofrece una rueda de prensa
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ofrece una rueda de prensa Europa Press

El pasado mes de agosto, un total de 20 reputados científicos españoles publicaron una carta en la prestigiosa revista 'The Lancet' en la que pedían realizar "urgentemente" una evaluación independiente sobre la gestión de la pandemia de coronav¡rus en España. Han pasado cuatro meses y, a pesar de que en octubre el ministro Salvador Illa y las comunidades autónomas se comprometieron a ponerla en marcha en un "plazo máximo de un mes", dicha evaluación no se va a llevar a cabo de forma completa al menos hasta dentro de otros cuatro meses, a mediados de abril

Así se desprende de un informe que fue entregado el pasado miércoles a las comunidades autónomas durante el último Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. En el documento, al que ha tenido acceso Vozpópuli y en el que se establece el marco de trabajo para la realización de una evaluación independiente del desempeño del Sistema Nacional de Salud frente a la pandemia de covid-19, "se propone un plazo aproximado de cuatro meses para el desarrollo de todo el proceso y la entrega del informe final".

Un plazo de cuatro meses que comenzará a correr "una vez (que haya sido) conformado el equipo de planificación y coordinación de la evaluación", algo que aún no se ha producido. Así se asegura en este informe que ya fue entregado, el pasado miércoles, con un mes de retraso con respecto al plazo prometido inicialmente por el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, y que aún debe ser debatido y aprobado por el Consejo Interterritorial.

Este retraso en la entrega del informe marco y el horizonte de tener que esperar otros cuatro meses para conocer el resultado de la evaluación independiente, al menos hasta abril, supone un nuevo revés para la gestión de la pandemia y también para el grupo de reputados científicos de diferentes áreas (entre los que se encuentran Margarita del Val, Joan Carles March, Alberto García-Basteiro y Helena Legido-Quigley, entre otros) que desde agosto consideraban "urgente y prioritaria" una evaluación externa, efectuada por expertos independientes, sobre a la gestión del coronavirus por parte del Gobierno y las Comunidades Autónomas en España. Una auditoría similar a la que la propia Organización Mundial de la Salud y gobiernos de países como Francia se están sometiendo desde el pasado mes de julio.

"Es decepcionante porque este plazo supone casi irnos a una evaluación a posteriori, como defendía el ministro Illa inicialmente, y no una evaluación urgente, que es lo que nosotros creemos necesario y útil en una pandemia como esta", señala Joan Carles March, director de la Escuela Andaluza de Salud Pública. "Nosotros enviamos la primera carta a The Lancet a finales de julio, defendiendo la urgencia de realizar esta evaluación. Este plazo de cuatro meses es irnos casi hasta el mes de abril, más de un año después de haberse iniciado la pandemia", añade este médico e investigador en declaraciones a Vozpópuli.

Es decepcionante porque este plazo supone casi irnos a una evaluación a posteriori, como defendía el ministro Illa inicialmente, y no una evaluación urgente, que es lo que nosotros creemos necesario y útil"

Según los científicos, la evaluación y el análisis de la gestión de la pandemia por parte de expertos independientes, "sin buscar atribuir culpas", permitiría diagnosticar y tener un criterio claro sobre cuáles de las medidas aplicadas hasta el momento por el Gobierno y las comunidades han funcionado, y cuáles no. 

En otras palabras, tener un criterio claro para saber qué medidas han funcionado y deben seguir aplicándose en las etapas futuras de la pandemia, y cuáles deben descartarse por completo, para que tanto el Gobierno como las comunidades autónomas dejen de actuar "por intuición o en función de lo que hacen otros países".  Además, permitiría conocer qué aspectos del Sistema Nacional de Salud deben ser reforzados para atender la actual y futuras pandemias.

INFORME DEL GRUPO DE TRABAJO SOBRE EL MARCO PARA LA REALIZACIÓN DE UNA EVALUACIÓN INDEPENDIENTE DEL DESEMPE... by Vozpopuli on Scribd

Reticencias iniciales de Illa y retrasos

Inicialmente el ministro de Sanidad, Salvador Illa, se mostró partidario de que la evaluación independiente fuese realizada una vez que terminase la pandemia. Sin embargo, después de que este grupo de investigadores publicase una segunda carta en The Lancet en septiembre para insistir en la necesidad de una evaluación llevada a cabo por expertos independientes, Illa se reunió con los científicos el 1 de octubre y accedió a poner en marcha la evaluación a pesar de no haber concluido aún la pandemia

Una semana después, el 7 de octubre y en el seno del Consejo Interterritorial de Salud, el Gobierno y las comunidades autónomas acordaron crear un grupo de trabajo (formado por la secretaria de Estado  de Sanidad, Silvia Calzón, y representantes de las 17 comunidades autónomas) que se encargaría de definir, en "un plazo máximo de un mes", el marco para realizar una evaluación independiente de la gestión de la pandemia de covid-19. 

Sin embargo, no ha sido hasta casi dos meses después, el pasado miércoles 2 de diciembre, cuando se entregó al Consejo Interterritorial ese Informe del grupo de trabajo sobre el marco para la realización de una evaluación independiente del desempeño del sistema nacional de salud frente a la pandemia covid-19.Y, para conocer el contenido completo de la auditoría, habrá que esperar al menos otros cuatro meses, según el documento. Prácticamente acabará siendo, como pretendía el Gobierno inicialmente, una auditoría a posteriori.

"No se puede hacer la evaluación un año después de haber empezado. Eso no ayuda a diagnosticar ni a trazar propuestas en base a las lecciones aprendidas. Si no realizamos una evaluación de lo que ha sido hasta ahora la gestión de la pandemia no podremos saber ni siquiera cuáles son las lecciones aprendidas. Hacer una evaluación a posteriori permitirá que estemos mejor preparados para pandemias futuras, lo cual es positivo, pero no para las etapas que aún nos quedan por delante de la pandemia actual", indica Joan Carles March. 

Una hoja de ruta con mayores retrasos a la vista

El informe entregado el pasado miércoles en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud aún debe ser debatido y aprobado por todas las Comunidades Autónomas y el Gobierno en una futura reunión para la que aún no hay fecha establecida. 

Una vez que todas las partes estén conformes, se creará en primer lugar un "equipo de planificación y coordinación de la evaluación". Será un "equipo reducido" conformado por tres o cuatro profesionales, "con experiencia suficiente en la pandemia de la Covid-19" y que serán elegidos "de manera consensuada" por el Consejo Interterritorial de Salud. 

Ese reducido grupo de profesionales será el encargado de "definir los criterios para seleccionar a los evaluadores especializados" que se ocuparán de realizar auditoría externa. Además, el "equipo de planificación", propondrá "un listado de los profesionales que respondan a esos criterios establecidos" y será el encargado de "estimar el presupuesto de la evaluación". 

En una siguiente fase, los expertos seleccionados pasarán a formar parte de un "equipo de evaluadores especializados por áreas de conocimiento" y tendrán, al menos, las siguientes tareas: establecer la metodología, el plan de trabajo y las herramientas de evaluación; realizar el proyecto de evaluación y sus recomendaciones, tanto en sus resultados intermedios como finales; y presentar dichos resultados al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. 

Ese "equipo de evaluadores" (cuyo número no está especificado en el informe), tendrá el apoyo de una "secretaría técnica" elegida por el "equipo de planificación" y también recibirá ayuda de un "Grupo de Apoyo Logístico del Ministerio y las Consejerías" autonómicas. 

"Una vez conformado el equipo de planificación y coordinación de la evaluación se propone un plazo aproximado de cuatro meses para el desarrollo de todo el proceso y la entrega del informe final. Previamente se irán recibiendo informes preliminares, tal y como se ha descrito anteriormente", concluye el informe presentado el pasado miércoles ante el Consejo Interterritorial.  

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba