España

Sin velatorios y con crematorios 24 horas: así cambia el coronavirus el negocio funerario

La epidemia obliga a cancelar los velatorios de los fallecidos por coronavirus y lleva a extremar las precauciones en los entierros del resto de difuntos para evitar el contacto de los allegados

Imagen de dos operarios en el cementerio municipal de Ciudad Real.
Imagen de dos operarios en el cementerio municipal de Ciudad Real. EP

El coronavirus no sólo ha provocado ya más de 1.700 muertos en España, sino que ha obligado a cambiar por completo uno de los momentos más duros para los familiares de quienes fallecen; los velatorios,entierros y funerales

A falta de tanatorios donde intercambiar lágrimas y abrazos, los allegados de las víctimas del coronavirus comparten a través de las redes sociales sus testimonios. "Hoy ha fallecido el padre de mi tío por coronavirus. No han podido despedirse sus nietos, sólo uno de sus hijos, con traje especial. No pueden ir al tanatorio. Los hermanos no pueden verse porque tienen síntomas. Podrán ir al entierro, sin compañía. Esta enfermedad es muy cruel", apuntaba hace pocos días el escritor Carlos Mayoral

Hay cuerpos que pueden estar infectados pero el certificado de defunción no lo recoge. Aunque no hay evidencias de contagio a través de cadáveres, las empresas funerarias extreman estos días las precauciones en el traslado de los mismos con equipos de protección para los trabajadores y bolsas especiales y estancas para los cuerpos, como marca un protocolo elaborado por Sanidad. Las existencias de estos sudarios más gruesos de lo habitual se están agotando.

Aunque el estado de alarma decretado por el Gobierno no prohíbe las celebraciones religiosas, sí impone restricciones para evitar concentraciones de personas. De hecho, han de tomarse medidas para que se respete la distancia mínima de un metro entre los asistentes. Uno de los primeros grandes focos de transmisión en España se registró en un funeral a comienzos de marzo en Vitoria, donde más de 60 asistentes resultaron infectados.

Buena parte de las funerarias han cancelado los servicios de velatorio y han aplazado la celebración de los funerales para prevenir los contagios y la transmisión del virus. Algunas ofrecen incluso la posibilidad de seguir el sepelio en directo a través de internet. Según diversas empresas, las medidas adoptadas contemplan un refuerzo del personal de limpieza, la desinfección de las salas tras los servicios fúnebres, o establecimiento de una distancia de seguridad en los mostradores de la recepción de los tanatorios.

También se ha potenciado la asistencia telemática en los casos de fallecimiento por coronavirus. Grupos funerarios coma Áltima han tratado de reducir al máximo el contacto de sus comerciales con los familiares. "Sólo se permitirá un máximo de dos familiares durante la tramitación y se evitará en todo momento el contacto físico. Siempre que sea posible, se instará a realizar la tramitación por vía telefónica", señalan en la funeraria que limita la duración del velatorio a dos horas, en caso de que no sea un fallecimiento por Covid-19

Evitar besos y abrazos

Desde el grupo Albia recomiendan "evitar saludos, aunque por el contexto sea difícil, que puedan aumentar el riesgo de contagio: besos, abrazos o apretón de manos" y sugieren "un máximo de 6 personas de manera simultánea en la sala velatorio, siempre respetando el metro de distancia entre los asistentes". 

El grupo Mémora, ha impulsado un nuevo servicio telefónico gratuito de soporte emocional a profesionales de la salud y de los servicios sociales atendido por psicólogos especializados de la Fundación Salud y Persona. Dicen desde la empresa intentar "ayudar a mitigar el impacto emocional de una situación tan compleja" como la actual. También aseguran haber reforzado su servicio telefónico gratuito de soporte emocional al duelo para las familias que contratan sus servicios.

Para Alfredo Gosálvez, secretario general de la asociación que engloba al 75% del sector, Panasef, lamentaba este sábado que no se ha contado "lo suficiente" con las empresas funerarias. "El ministerio pocas veces está siendo proactivo con nosotros. Hemos perdido al menos una semana", comentaba. También reclamaba anular el plazo legal de 24 horas entre que una persona fallece hasta que puede producirse el enterramiento o la cremación. Así lo autorizó este mismo domingo el Gobierno. 

En Madrid, la Comunidad más afectada en España, el Gobierno regional de Isabel Díaz Ayuso decidió prohibir los velatorios de fallecidos por Covid-19 después de que tres empresas funerarias tomasen la delantera (Interfunerarias, Parcesa y Nuestra Señora de los Remedios). Por su parte, el Ayuntamiento que dirige José Luis Martínez Almeida también ha dado instrucciones a la Empresa Municipal de Servicios Funerarios y Cementerios para que no se celebren. Asimismo, la empresa funeraria madrileña ha ampliado el horario de cremación para cubrir las 24 horas del día y ha reforzado su plantilla ante el previsible incremento de fallecimientos. Las Fuerzas Armadas incluso colaborarán en el traslado de los cadáveres

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba