España

Corinna devolvió a Juan Carlos I los dos préstamos de Suiza con un interés del 4%

La empresaria reintegró en 2010 los 1,56 millones que le había transferido el año anterior el entonces jefe de Estado para comprar un dúplex en la estación alpina de Villars. La primera de las devoluciones incluyó una rebaja final de casi 20.000 euros respecto a la cifra que propuso Canonica de inicio

Juan Carlos I y Corinna Larsen junto a los documentos sobre la devolución de los préstamos.
Juan Carlos I y Corinna Larsen junto a los documentos sobre la devolución de los préstamos.

Corinna Larsen devolvió en poco más de un año los dos préstamos que le transfirió el rey Juan Carlos I en 2009 por un total de 1,56 millones de euros para la compra de un dúplex en la estación invernal suiza de Villars. Lo hizo abonando un interés del 4%, tal y como había quedado establecido en los contratos suscritos en Panamá, y en la primera de las dos devoluciones se incluyó una rebaja final de casi 20.000 euros, según la documentación a la que ha tenido acceso Vozpópuli en exclusiva.

Las dos partes habían creado sociedades offshore en el país centroamericano para la transferencia de dichos préstamos. Del lado del rey Juan Carlos, su abogado Dante Canonica abrió Calden Overseas INC. Mientras, la empresaria germano-danesa registró Siam Partners SA con la ayuda de su también representante suizo, Maurice Turrettini

La primera transferencia en nombre del monarca se produjo el 29 de mayo de ese 2009 por valor de 1.875.000 francos suizos (cuyo equivalente en euros en aquel momento era de 1.242.956,58). El segundo pago, de 324.000 euros, fue el 16 de octubre. La suma de ambos préstamos dan los citados 1,56 millones.

Hubo un tercer envío el 2 de noviembre de 150.000 euros que quedó incluido en la contabilidad de la Fundación Lucum como un "préstamo" para el apartamento alpino de Villars, pero en realidad fue la devolución por parte del rey Juan Carlos de un adelanto que Corinna le había hecho unos meses antes por la misma cifra para una compra puntual que no se identifica. 

Las condiciones de la devolución

Un año después de estas dos transferencias, la empresaria germano-danesa decidió devolver al rey emérito dichos préstamos tras recibir en su cuenta un pago de varios millones de euros del Gobierno de Kuwait tras intermediar en un contrato de este país del Golfo Pérsico. Así que se lo comunicó a don Juan Carlos y el 1 de diciembre de 2010, Canonica escribió una carta a Turrettini con las condiciones para la devolución de dichos pagos.

"Mi querido colega", afirmó de inicio el representante del rey emérito. Tras unos párrafos introductorios sobre los montantes exactos que don Juan Carlos había abonado desde la Fundación Lucum a Corinna, Canonica entró en harina. "Se me ha indicado que vuestra cliente desea devolver los dos montantes prestados por anticipado", le dijo a Turrettini.

Carta de Canonica con los d... by Vozpopuli on Scribd

Canonica recordó en ese momento a su contraparte que los contratos estipulaban un interés del 4% para cada devolución -fuese parcial o total- y tras ello, hizo las cuentas. Para el primer préstamo, Canonica cuantificó que desde el 29 de mayo de 2009 al 15 de diciembre de 2010 el interés debía quedar fijado en 116.506,85 francos suizos a favor de don Juan Carlos (unos 85.500 euros al cambio de aquella época). Y para el segundo pago, la estimación desde el 16 de octubre de 2009 al 15 de diciembre del año siguiente fue de 14.877 euros por el mismo motivo.

Por lo tanto, la suma de ambos intereses superaba los 100.000 euros para un préstamo de 1,56 millones que Corinna había recibido un año antes del jefe del Estado. Así, la empresaria tenía que transferir el 15 de diciembre de 2010 un total de 1.991.506,80 francos suizos (unos 1,46 millones de euros) por la devolución del primer préstamo y 338.877 euros por la misma operación del segundo, según le especificó Canonica a Turrettini.

El rey emérito Juan Carlos I junto a Corinna.
El rey emérito Juan Carlos I junto a Corinna. Gtres

Sin embargo, el primero de los dos montantes finales no fue el que llegó a la cuenta que tenía Étude Canonica Valticos en el banco suizo UBS. Un dinero, por cierto, que luego se traspasó por separado -en euros y francos suizos- a los diferentes balances que la Fundación Lucum había abierto en Mirabaud. De ahí que las numeraciones de las cuentas fuesen distintas.

Al final, la primera devolución de Corinna a don Juan Carlos fue por un montante de 1.966.306 francos suizos y así quedó reflejado tanto en el extracto bancario que emitió Mirabaud (ver abajo) como en la contabilidad interna de Lucum a la que ha tenido acceso est periódico.

Extracto de Mirabaud con la devolución de 1.966.306,80 francos suizos a Lucum.
Extracto de Mirabaud con la devolución de 1.966.306,80 francos suizos a Lucum.

El desfase de 25.200 francos suizos (al cambio de entonces, unos 18.500 euros) bien pudo quedarse en la cuenta de Canonica en USB, en concepto de honorarios por esta operación financiera, o bien ser fruto de una negociación in extremis en la que salió ganando Corinna ya que al final tuvo que abonar menos dinero del previsto inicialmente. Vozpópuli intentó aclarar este punto con un portavoz de la empresaria, pero no obtuvo respuesta.

Los dos pagos se efectuaron el 21 de diciembre de 2010, seis días después de lo que el abogado del rey emérito había escrito en la carta a Turrettini, lo que avala la tesis de la negociación. Y mientras la cifra en francos suizos varió a la baja con respecto a lo indicado inicialmente por Canonica en su carta, la devolución del segundo préstamo en euros quedó invariable -338.877 euros, ver abajo-.

Extracto de Mirabaud con el ingreso en euros de la segunda devolución de Corinna.
Extracto de Mirabaud con el ingreso en euros de la segunda devolución de Corinna.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba