Entrevista

Corinna habla en la BBC sobre el dinero del rey emérito: “Habrá cientos de cuentas en otras jurisdicciones"

Presenta a la Casa Real como “una empresa familiar” que lleva “40 años con el mismo 'modus operandi'” y dice que hubo presiones internas de palacio que empujaron a Juan Carlos I a abdicar

Corinna aseguró en una carta en 2019 que el emérito le pidió que le devolviera los 65 millones
Corinna aseguró en una carta en 2019 que el emérito le pidió que le devolviera los 65 millones Europa Press

Corinna Larsen ha concedido una entrevista a la BBC británica en la que acusa a la Casa Real española de ser “una empresa familiar” que se ha lucrado con un “modus operandi” desde hace “40 años”. Especula con que el rey emérito debe tener “cientos de cuentas” repartidas por el mundo y cree que, cuando Juan Carlos I le pidió en 2014 que le devolviese el dinero de Arabia Saudí, fue tan solo “un berrinche” al asumir que no iban a retomar su relación sentimental

La empresaria germano danesa insiste en que el ingreso que le hizo el rey de 65 millones de euros en 2012 fue un regalo por haberle cuidado después de que le detectasen un tumor que resultó ser benigno. A lo largo de la extensa entrevista ofrece detalles íntimos como que el rey se puso en contacto con el padre de ella para anunciarle que le iba a pedir matrimonio o que le reconoció que le había sido infiel con otra mujer durante tres años. También enmarca la filtración de su viaje a Botswana en pugnas internas de la Casa Real que buscaban empujarle a abdicar.    

“Lo que me parece extraordinario es que estén convirtiendo 40 años de modus operandi de una empresa familiar en un foco sobre una persona. Y esa persona soy yo… Porque habrá cientos de cuentas en otras jurisdicciones", dice en la entrevista publicada la madrugada de este jueves y que cuenta además con los testimonios de algunos periodistas españoles como el exdirector de ABC José Antonio Zarzalejos.

"Presionarme no es la forma correcta"

Preguntada acerca de si cree que le harán devolver el dinero, Corinna Larsen dice que eso se lo deja “al fiscal suizo". Se trata de Ives Bertossa, quien investiga un presunto blanqueo de dinero en una causa en la que está imputada tanto ella como los responsables de construir el entramado financiero internacional del que presuntamente se benefició el rey. "Presionarme con eso no es la forma correcta de seguir adelante (...) creo que, en ese caso, todos tienen que devolverlo todo”, avisa. 

"Diré, sin embargo, que habíamos tenido conversaciones en 2011 sobre su deseo de gestionar su testamento en vida. Empezó a hablar sobre su muerte y lo que quería dejar en su testamento. También mencionó que quería ocuparse de mí, pero no discutimos cantidades. Le preocupaba que su familia no respetara su voluntad", declara para explicar el ingreso de los 65 millones de euros en una cuenta a su nombre

Ese envío de dinero tuvo lugar en 2012 y unas semanas después de que, según la versión de Corinna, mercenarios contactados por el CNI acudiesen a sus dependencias en Mónaco en busca de información. De esa campaña de acoso culpa al rey emérito, quien se justificó ante ella diciendo que solo buscaba protegerla después del accidente de caza en Botswana y que su relación sentimental saltase a los medios de comunicación.

A pesar del enfado que le provocaron aquellas maniobras, Corinna Larsen asegura que voló a Madrid para agradecerle a Juan Carlos I la “generosa” transferencia. "Creo que se quedó muy sorprendido al comprender el alcance de la presión a la que me habían sometido y el efecto destructivo sobre mi reputación", insiste sobre el acoso en el que incluye una visita del entonces jefe de los servicios secretos españoles, Félix Sanz Roldán, para amenazarla. "El acoso nunca ha cesado, si acaso se ha intensificado", añade.

"En 2014, hizo intentos desesperados para que volviera con él. En cierto momento se dio cuenta de que no iba a volver y se puso completamente furioso. Pidió que le devolviera todo. Creo que fue solamente un berrinche", dice.

"Un tumor en el pulmón"

Niega, por tanto, que tuviese el dinero procedente de Arabia Saudí a modo de testaferro. "Creo que fue un reconocimiento por cuánto signifiqué para él, por cuánto significó [el hijo] para él (Corinna Larsen tiene dos hijos fruto de otra relación). Era gratitud por haberle cuidado durante sus peores momentos". Se refiere al año 2010 y una operación relacionada con un tumor. 

Corinna Larsen sostiene que su noviazgo con el rey tuvo lugar entre 2004 y 2009, pero tras romper la relación siguieron manteniendo contacto por los vínculos que él había establecido con sus hijos. Aquel 2009 Juan Carlos I pidió verla: "Tenía malas noticias para mí. Le habían diagnosticado un tumor en el pulmón y estaba convencido de que era cáncer. Estaba aterrado. Dijo que su familia no sabía nada. Y yo no quería abandonarlo, por lo que permanecí como una amiga muy entregada, leal y cercana durante el tiempo en que estuvo muy mal".

Asegura que llegó a estar a su lado en el hospital. "Dormí en un sofá junto a su cama antes de la operación porque estaba muy nervioso. Pero la biopsia reveló que el tumor era benigno. Un miembro de su personal -no tan amable- me ordenó que me fuera de una forma poco ceremoniosa", recuerda.

Sobre la reina Sofía y otras mujeres

En el plano personal, durante la entrevista se refiere a la reina emérita: "Cuando la reina Sofía y algunos de sus cortesanos se dieron cuenta de lo serio que era el rey conmigo se desarrolló un nivel de hostilidad bastante alto". Corinna Larsen dice que recibió una llamada de su padre en 2009: "Me llamó y me dijo que el rey había ido a visitarle y le dijo que estaba muy enamorado de mí y que pretendía casarse conmigo. Y yo estaba muy enamorada de él, pero anticipaba -soy estratega política- que iba a ser muy difícil. Y pensé que podría desestabilizar la monarquía".

Cuando ella le preguntaba por la reina Sofía, le contestaba que “tenían un acuerdo para representar a la Corona, pero que tenían vidas totalmente diferentes e independientes”. “Y el Rey acababa de salir de una relación de casi 20 años con otra mujer que también ocupó un lugar muy importante en su corazón y su vida", asegura.

Sin embargo, la relación entre ambos se rompió ese mismo año, justo tras la muerte de su padre. "Para mi gran sorpresa, justo después del funeral, el Rey me dijo que mantenía una relación con otra mujer desde hacía tres años. Literalmente quedé devastada, era lo último que esperaba. Necesitaba apoyo emocional después de la muerte de mi padre y la noticia supuso un choque monumental para mí emocionalmente".

Aún quedaba el fatídico viaje de caza a Botsuana que Corinna Larsen enmarca de un regalo de Juan Carlos I a su hijo y al que ella acudió “sin ganas” como invitada. “Creo que este viaje habría sido filtrado a la prensa sin importar el accidente. Escándalos que salpicaban al yerno (Iñaki Urdangarin) y la hija del rey empezaron a surgir a finales de 2011 y creo que eso puso en marcha varias facciones dentro del establishment y de la familia real. Había fuerzas dentro de palacio que trabajaban para empujar a Juan Carlos, intentando acelerar la abdicación".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba