El Consejo de Informativos de TVE ha abierto una investigación por el rótulo aparecido en el programa matinal de La 1 sobre la Princesa Leonor, un hecho que ha considerado "lamentable y una fuente de descrédito" para la corporación pública.

En un comunicado, el Consejo de Informativos ha tildado de "inapropiado" el contenido del rótulo, en el que se podía leer 'Leonor se va de España, como su abuelo' para ilustrar una información sobre el anuncio de Casa Real de que la Princesa de Asturias cursará el Bachillerato en Gales (Reino Unido).

Desde la dirección de RTVE se pidió disculpas por este "grave error" y se anunció el relevo de sus puestos de los responsables de esta "equivocación".

Para el Consejo de Informativos, no obstante, esta reacción de la administradora provisional única de la Corporación RTVE, Rosa María Mateo, es "impropia" y "precipitada" al haberse llevado a cabo antes de analizar "en profundidad" los hechos y el ejercicio de las distintas responsabilidades.

"Infoentretenimiento"

En cualquier caso, el Consejo de Informativos ha denunciado la situación en este programa tras decidir la dirección de RTVE, y en particular Enric Hernández, responsable de Información y Actualidad, subcontratar parte de la producción y redacción. Un espacio, ha añadido, que la corporación califica de "infoentretenimiento" y que el Consejo siempre ha considerado un programa informativo.

"Lo ocurrido no es ajeno al hecho de confiar algo tan sensible como la información de un canal público a una compañía privada, hecho que prohíbe expresamente el actual Mandato Marco. Constatamos, además, que ha fallado el control de calidad necesario en la emisión de cualquier programa de contenido informativo", ha argumentado.

Este episodio "revela, una vez más", según el Consejo de Informativos, "lo urgente que es dotar a RTVE de un marco legislativo y una autonomía del resto de poderes del Estado, como venimos reclamando desde hace años".

Para ello, ha recordado que es "imprescindible y prioritario" que se elija cuanto antes un nuevo Consejo de Administración, cuyos miembros, recuerda la Ley 17/2006 que nos gobierna, "actuarán con absoluta independencia, sin que puedan recibir instrucciones, directrices o cualquier clase de indicación imperativa del Gobierno ni de la Administración General del Estado u otras instituciones o entidades".