El Congreso celebrará el próximo miércoles, 21 de julio, un Pleno extraordinario para debatir y votar los últimos decretos acordados por el Gobierno y reunirá después a su Diputación Permanente para decidir si cita o no al presidente, Pedro Sánchez, y a los nuevos ministros.

Así se lo ha trasladado ya la presidenta de la Cámara Baja, la socialista Meritxell Batet, a los portavoces de los diferentes grupos del hemiciclo, según confirmaron a Europa Press fuentes parlamentarias. El Pleno arrancará a las nueve de la mañana con el debate de convalidación de los decretos aprobados en los últimos Consejos de Ministros, entre ellos el que flexibilizó el uso de mascarillas en el exterior, otro que incluye medidas para reducir la temporalidad en el empleo público o el relativo a la bajada de IVA en la factura de la luz.

Será una sesión centrada exclusivamente en la discusión de estos decretos ley, sin opción a examinar a los miembros del Ejecutivo, y en la que se estrenarán en el banco azul los nuevos ministros del Ejecutivo. La última sesión de control tuvo lugar el pasado 23 de junio, cuando aún Sánchez no había llevado a cabo su remodelación del Gobierno, y el último Pleno, una semana después, cuando el presidente compareció para explicar los motivos para indultar a los presos del procés.

Antes de septiembre

Precisamente al termino de esta sesión extraordinaria, la Diputación Permanente, el órgano que sustituye al Pleno en periodos no ordinarios de sesiones como el estival, decidirá si cita ya al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a los nuevos miembros de su Gabinete de Ministros.

Se trata de las solicitudes registradas por el PP para que Sánchez, los siete nuevos ministros de Presidencia, Política Territorial, Ciencia, Justicia, Transportes, Educación y Asuntos Exteriores y los dos que han cambiado de cartera (Miquel Iceta y María Jesús Montero) informen antes de septiembre a la Cámara baja de su "hoja de ruta" y de "cuáles son las decisiones que van a tomar en los próximos meses".

La portavoz parlamentaria del PP, Cuca Gamarra, justificó estas peticiones de comparecencia apuntando que los españoles no pueden esperar a que este nuevo Ejecutivo explique qué va a pasar con muchos de los temas que tienen pendientes los españoles, como el desarrollo de la 'Ley Celáa', la Ley de vivienda, la reforma de los peajes comprometidos con Bruselas, la deuda de España con los ayuntamientos, la reforma de la financiación local y autonómica o el futuro de los fondos europeos, entre otras.

De forma paralela, la Diputación Permanente también debatirá una solicitud que el PP registró este miércoles para que el nuevo jefe de la diplomacia española, José Luis Albares, dé cuenta en la comisión del ramo del Congreso de la posición de España respecto a las protestas que se vienen sucediendo en Cuba desde hace días.