A las 00.00 horas de este martes ha dejado de estar en vigor el toque de queda nocturno en la Comunidad Valenciana, una medida que se ha venido aplicando en los últimos 225 días para frenar el avance de la pandemia y que finalmente se ha levantado ante los buenos datos epidemiológicos.

La Comunidad avanza este martes en la desescalada de la pandemia con nuevas relajaciones en las restricciones, como las siguientes:

  • Desaparece el límite de personas que pueden participar en las reuniones sociales y familiares.
  • Nuevo horario de la hostelería: podrá cerrar a la 1 de la mañana (sin que pueda aceptar pedidos a partir de las 00.30 horas). Mantiene el aforo del 50 % en el interior y del 100 % en terraza; el máximo de diez personas por mesa, y la prohibición de usar la barra, fumar o bailar.
  • Reabre el ocio nocturno: los pubs y discotecas, que llevaban cerrados desde mediados de agosto, pueden volver a abrir, pero hasta las 2 de la mañana, con un aforo del 50 % en interior y 100 % en terraza, máximo de 6 personas por mesa en interiores y 10 personas en exteriores, y sin baile ni karaoke, solo actuaciones de grupos profesionales o DJ.
  • Desaparece el aforo del 75 % en los espacios de culto.
  • Ampliación del número de personas por grupos en visitas guiadas a monumentos y museos o visitas turísticas: de 20 a 25 en espacios abiertos, y de 10 a 15 en cerrados.

Aumentan los aforos

  • Aumenta el aforo en actividades de tiempo libre y espacios infantiles, del 50 al 75 %, y el número de personas por grupo, de 20 a 25.
  • Se amplía una hora el horario de apertura de las sedes festeras, que podrán cerrar a las 23 horas.
  • Sube el aforo en ceremonias no religiosas y las celebraciones posteriores, hasta el 100 % en exteriores.
  • Residencias escolares, campamentos y albergues: se podrá hacer uso de cocinas compartidas y elementos comunes, de manera sucesiva por grupos de pernocta y siempre que se limpie antes y después de utilizarla.