La Generalitat Valenciana ha decidido prorrogar todas las restricciones actuales hasta el 1 de marzo, con el objetivo de mantener la tendencia a la baja del virus que se atisba en los últimos días en la Comunitat Valenciana, aunque los fallecidos siguen rondando el centenar cada día.

Así lo ha anunciado el presidente, Ximo Puig, en rueda de prensa a última hora de este jueves tras la comisión interdepartamental covid-19. Con este nuevo aplazamiento, las medidas se amplían del 15 de febrero al 1 de marzo.

Puig ha confirmado que "todo continuará igual los próximos días hasta el 1 de marzo" porque "aún no estamos por relajarnos" y es "momento de apretar los dientes" y "hacer esfuerzos suplementarios". Ha asegurado que las restricciones "durarán solo el tiempo que sea necesario" y "ni un día más", porque "afectan a nuestra vida cotidiana, a los derechos y generan situaciones injustas" que se han intentado compensar con el plan Resistir.

Cierre a las 18 o perimetraje

Entre las medidas vigentes destacan el cierre total de la hostelería y centros deportivos y el del comercio no esencial a las 18 horas o el perimetraje de las ciudades de más habitantes durante los fines de semana.

El 'president' ha señalado que el "gran esfuerzo realizado por la sociedad valenciana en las últimas dos semanas ha traído resultados esperanzadores", y que, incluso, las restricciones "están funcionando de manera más rápida" de lo que podían esperar. Así, ha destacado que "estamos mejor pero aún no estamos bien", por lo que "queda mucho camino por recorrer para salir de esta zona crítica en la que aún nos encontramos".

Puig ha indicado que "el esfuerzo de la sociedad ha dado resultado" y ha destacado un descenso del 39% en las hospitalizaciones durante las últimas dos semanas, una reducción del 49% de la incidencia acumulada, en los 777 positivos por cada 100.000 habitantes, y que se ha conseguido que en la última semana las altas "casi tripliquen" los nuevos contagios.

En este contexto, ha defendido que "las medidas que están funcionando han de persistir" y se ha dirigido a "todas las personas que con razón acusan la fatiga pandémica" y "están cansadas" porque "piensan que todos los días son igual", para subrayar que "no todos los días son igual", porque a finales de enero había 75.000 valencianos con covid-19 y en la actualidad son 42.000, así como que en 17 días hay 2.000 hospitalizados menos". En las ciudades perimetradas, Puig ha señalado que la caída de la incidencia del coronavirus ronda el 40 por ciento.