Un fugitivo colombiano buscado por las autoridades judiciales españolas por blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico ha sido arrestado este viernes en Cartagena de Chaira (Colombia), donde se refugiaba bajo fuertes medidas de seguridad para evitar ser detectado, según ha informado el Ministerio de Interior.

En concreto, el arrestado, identificado como J.J.M.G., era buscado como integrante de una organización criminal, con ramificaciones en España, Ecuador y Colombia, que desde al menos el año 2007, y de forma permanente en el tiempo, presuntamente se dedicaba a remesar a estos países dinero procedente del tráfico y venta de sustancias estupefacientes a nivel internacional de al menos siete organizaciones criminales.

Para ello contaba con una extensa red de agentes y agencias colaboradores, y previo contacto con diversas organizaciones ubicadas tanto en Colombia como en Ecuador.

Investigaciones desde 2010

Las investigaciones llevadas a cabo en el año 2010 por la Policía Nacional española constataron que los beneficios obtenidos de la venta de sustancias estupefacientes en Europa por parte de organizaciones de narcotráfico de ámbito internacional eran retornados a las mismas.

Así, simulaban constituir activos de procedencia lícita, introduciéndose así en el mercado y pudiendo haber servido los beneficios remesados en alguna ocasión para financiar las actividades de la organización FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia).

La operación, denominada 'Escoba', ha sido llevada a cabo gracias al intercambio de información operativa entre la Brigada Central de Crimen Organizado de la Policía Nacional española y la Dirección de Inteligencia Policial (DIPOL) de la Policía Nacional de Colombia

El arresto se ha llevado a cabo por funcionarios de la DIPOL de la Policía Nacional de Colombia, con apoyo del Ejército de Colombia, tras constatar que el hombre tenía en vigor una reclamación judicial y obtener la oportuna circular roja de INTERPOL.