La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha anunciado este domingo que el equipo de gobierno, formado por BComú y PSC, ha alcanzado un pacto con ERC para aprobar los presupuestos de la capital catalana para el año próximo por un importe de 3.200 millones de euros, el mayor de la historia

El acuerdo presupuestario, defienden, quiere combatir la desigualdad y la emergencia social con acuerdos como los 300 millones que se destinarán a vivienda, infancia y apoyo a la economía local.

Colau ha recordado que hace tiempo que conversan con los grupos municipales para aprobar unas cuentas "imprescindibles" en una época de crisis que "han llegado a buen puerto con ERC" y que permitirá aprobar "el presupuesto municipal más alto de la historia del ayuntamiento".

"Un instrumento principal para hacer frente a la situación compleja que nos ha tocado vivir", ha destacado la alcaldesa, que ha querido hacer hincapié en que estamos en un momento de emergencia, no solo por la covid-19, sino que estamos ante una emergencia social, económica, una crisis estructural que obliga a cambios y transformaciones; y las administraciones deben hacer un esfuerzo para disponer de recursos públicos con la "máxima ambición".

"La ciudadanía nos pide diálogo, acuerdos lo mas amplios posibles y, en este caso, un acuerdo entre fuerzas progresistas que necesita Barcelona", ha resumido.

Fondo covid

Colau ha recordado que hace un año ya pactaron los presupuestos con ERC, pero también han pactado con todos los grupos la creación de un fondo covid, así como un pacto para la escena pospandemia.

La alcaldesa también ha puesto en valor el acuerdo sobre el tranvía en la avenida Diagonal y ha querido destacar el mérito de los diferentes grupos y agradecer a ERC el diálogo.

Barcelona, ha subrayado, contará con un presupuesto "progresista" que marca las prioridades en transición económica y ecológica.