Cataluña

El 'CNI catalán' encargó a los CDR el asalto y defensa del Parlament "para resistir una semana"

La toma de la Cámara catalana se enmarcaría dentro del denominado día D "e incluiría el uso de los compuestos explosivos para la comisión de actos de sabotaje"; según la declaración de uno de los detenidos la orden venía de arriba, "de Torra"

Agentes de la Guardia Civil con uno de los detenidos en la operación Judas
Agentes de la Guardia Civil con uno de los detenidos en la operación Judas EFE

Los Comités de Defensa de la República (CDR) proporcionaron una "infraestructura a nivel técnica y táctica" y "amplios recursos económicos" para "asaltar" el Parlament, según consta en el sumario de la causa que se sigue en la Audiencia Nacional al que ha tenido acceso Vozpópuli. El plan habría sido orquestado por el "CNI catalán", quien encargó al ala radical de los comités (denominados ERT) que defendieran la Cámara catalana tras su ocupación. Según la declaración de Ferrán Jolis, uno de los detenidos en la operación Judas, la orden "venía de arriba, de Presidencia, de Torra", quien se habría reunido con el 'CNI catalán'.

En concreto, el supuesto servicio de inteligencia habría ordenado que se instalaran las comunicaciones para "el día D dentro del Palacio para resistir una semana". Se trata de un dispositivo para el que contaban con 6.000 euros, según recoge el sumario. "Dijeron 'no se preocupe porque dinero hay", explicó Jolis en pleno interrogatorio de la Fiscalía al ser preguntado por la financiación de los preparativos.

Según detalla la Guardia Civil en un informe al magistrado Manuel García-Castellón, el 8 de octubre de 2018 Xavier Buigas i Llobet -uno de los nueve detenidos- le comunicó a Jolis que un "grupo secreto denominado CNI Catalán se había puesto en contacto con él para que aportase la infraestructura logística necesaria" para llevar a cabo el asalto al Parlament.

Buigas aportó "detalles minuciosos" sobre el ataque y aseguró que "la ocupación se realizaría por la puerta principal del Parlament, ya que se les facilitará el acceso desde el interior". La idea de desarrollar esta "acción violenta" estaría presente en los círculos independentistas más radicales desde el pasado 1 de octubre de 2018, cuando se produjo un amago de asalto a la Cámara catalana. Según la declaración en sede judicial del detenido Jordi Ros, "hasta este año 2019 no se habría planteado una opción seria de ocupación que incluiría la reducción y esposamiento de las fuerzas policiales que lo custodiaran".

Uso de explosivos

De acuerdo a lo señalado por Ros, para llevar a cabo el asalto se habría hecho un "estudio pormenorizado de las técnicas y tácticas policiales, tanto uniformados como de paisano". Las acciones, según consta en el sumario, sería ejecutadas por el ala radical de los CDR, denominados ERT (Equipo de Respuesta Táctica).

La toma del Parlament se enmarcaría dentro del denominado día D "e incluiría el uso de los compuestos explosivos elaborados por el 'núcleo productor' para la comisión de actos de sabotaje contra instalaciones de especial importancia estratégica como torres eléctricas, así como acciones de carácter terrorista contra instalaciones policiales como es el caso de Acuartelamientos de la Guardia Civil y otros cuerpos policiales, tal y como ha quedado acreditado y reflejado en las presentes diligencias". 

Plan detallado

Según consta en el sumario, se desarrolló una "planificación muy avanzada" para el asedio. Entre la documentación hallada durante la entrada y registro del domicilio de Buigas, se intervino una libreta de color negro, marca "ENRI", con varias de sus páginas manuscritas.

"Las anotaciones que figuran en las hojas se ajustan en todos sus parámetros al encargo recibido de montar la infraestructura logística necesaria con el objeto de realizar una acción en la que pretenden ocupar el Parlament de Cataluña, y defenderlo posteriormente", explican los agentes de la Policía Judicial en su informe. La Guardia Civil hace hincapié en que se hace un reparto de tareas encomendadas con el "máximo detalle de las necesidades en personal y material".

Según han confirmado a este diario varias fuentes de la investigación, Buigas fue candidato a alcalde y ejerció de concejal de ERC en el municipio barcelonés de Folgueroles. El actual líder de la formación republicana, Oriol Junqueras, en prisión provisional desde hace casi dos años por liderar el proceso soberanista unilateral, bendijo la candidatura en un acto celebrado en Folgueroles cuando todavía era eurodiputado. La foto de ambos la publicó el medio local Osona.com.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba