Las 16 ciudades de la Comunidad Valenciana con más de 50.000 habitantes comienzan a las 15.00 horas de la tarde de este viernes su tercer fin de semana consecutivo de cierre perimetral, que estará vigente hasta las 6.00 horas de la mañana del lunes y afecta al 46% de la población de la región, más de 2,3 millones de habitantes.

Esta medida afecta a las nueve grandes ciudades de Alicante (Alicante, Alcoi, Benidorm, Elche, Elda, Orihuela, Petrer, San Vicent del Raspeig y Torrevieja), las cinco de Valencia (València, Torrent, Sagunto, Gandia y Paterna) y las dos de Castellón (Castelló y Vila-real), en las que vive el 46 % de la población de la región.

Con el fin de intentar frenar la propagación del coronavirus, durante 63 horas del fin de semana solo se podrá entrar y salir para lo estrictamente indispensable de estas ciudades, como para retornar a la residencia habitual, la asistencia a centros sanitarios o al lugar de trabajo, o el cuidado de personas vulnerables.

Restricciones en Valencia hasta el 1 de marzo

Esta medida, que según el president de la Generalitat, Ximo Puig, ha permitido reducir un 40% la incidencia del virus en estas grandes ciudades, volverá a aplicarse al menos los dos fines de semana próximos, ya que todas las restricciones valencianas se han prorrogado hasta el 1 de marzo.