Movimiento sorpresa en Ciudadanos. La formación naranja ha fulminado este miércoles a Lorena Roldán como candidata de Ciudadanos a la Generalitat de Cataluña, y ha propuesto en su lugar a Carlos Carrizosa. El objetivo es allanar la coalición electoral con el PP en los próximos comicios autonómicos.

La fórmula que el partido de Pablo Casado quiere presentar a la formación de Inés Arrimadas es una coalición a medias en Cataluña en la que el Partido Popular y Ciudadanos vayan de la mano en aquellas provincias en las que el constitucionalismo siempre ha sido más débil históricamente -Lérida y Gerona-, mientras en las otras -Barcelona y Tarragona- cada uno tenga su propia papeleta, según publicó Vozpopuli.

La formación liberal trata de buscar una amplia coalición constitucionalista, en la que entrarían Cs, PSC y PP con el objetivo para vencer en las urnas al independentismo de JxC y ERC.

En el PP ven inviable ese tripartito constitucionalista de cara a las autonómicas catalanas ya que los socialistas catalanes son aliados del soberanismo en un buen número de ayuntamientos y defienden un programa en el que, por ejemplo, se defiende a Cataluña como nación, algo que es inasumible para la formación de Casado.