Ciudadanos quiere zanjar con una votación exprés, sin apenas campaña previa, las primarias a las elecciones autonómicas de Madrid que se celebrarán el próximo 4 de mayo, según informaron fuentes de la dirección autonómica a Vozpópuli.

El reglamento para la celebración de primarias en Ciudadanos data de enero de 2019 (leer abajo) y en él se deja claro claro que las votaciones internas "se celebrarán en la fecha y forma determinadas por el Comité Ejecutivo". Es decir, que la dirección nacional puede fijar los términos de la consulta como desee.

Primero se tiene que convocar un Consejo General para que autorice la participación en estas elecciones y, a continuación, la Ejecutiva nacional convocará las elecciones primarias para la elaboración de la lista correspondiente.

Para las últimas elecciones a agrupaciones locales de Cs, que se han celebrado en las últimas semanas en regiones como Aragón, Baleares, Madrid o Comunidad Valenciana, el partido dio 72 horas para presentar candidaturas, un plazo que fue denunciado por la corriente crítica de Renovadores Cs como "claramente insuficiente para que los afiliados que comparten preocupaciones e inquietudes puedan organizarse y presentar una candidatura".

A ello se unió que sólo las candidaturas oficialistas tuvieron acceso al censo de electores. Pero lo más novedoso de este último proceso de primarias es que se limitó el horario de votación telemática a dos horas del día elegido, una limitación "incompatible con el buen ejercicio de la democracia interna" cuya función es "desmotivadora", apuntó Renovadores Cs en un comunicado.

En el caso de las primarias de Madrid para el 4-M es casi seguro, según las citadas fuentes, que los plazos sean más amplios. Pero no mucho más pues Ciudadanos es el único de los partidos grandes que aún no ha anunciado quién será su cabeza de cartel.

Reglamento primarias Cs by Vozpopuli

El exvicepresidente en la región, Ignacio Aguado, se presentará a las primarias a pesar de las críticas que está recibiendo desde las propias filas del grupo parlamentario naranja. Este martes se dieron de baja dos de sus diputados en la Asamblea, Sergio Brabezo y Marta Marbán, con graves acusaciones contra él debido a supuestas presiones para que firmasen una moción de censura contra Isabel Díaz Ayuso después de que la presidenta apretase el botón de las elecciones anticipadas, tal y como adelantó Vozpópuli.

Tras la moción de Murcia y la ruptura del Gobierno de coalición madrileño, hubo consejeros generales próximos a Aguado que exigieron en las redes a Inés Arrimadas que convocase un Consejo General extraordinario en vez de una Ejecutiva nacional para discutir lo sucedido en ambos territorios.

Ignacio Aguado.
Ignacio Aguado. Europa Press

El primero de estos órganos cuenta con 125 miembros, mientras que el Comité Ejecutivo lo forman 35 dirigentes, la mayoría coordinadores territoriales, de ahí que los próximos a Aguado -caso de Ángel Niño, Sofía Fernández o Juan Rubio, por ejemplo- buscaron esa vía para poner en dificultades a Arrimadas ya que un Consejo General sería más difícil de controlar.

Ese coro de peticiones molestó a la dirección nacional de Ciudadanos. Arrimadas evitó decir si Aguado debería ser el candidato naranja a la Comunidad de Madrid -"Lo tenemos que hablar, por los plazos y este adelanto electoral", dijo la primera vez que se le preguntó por ello- y al final se decantó por convocar primarias.

Aguado ya tiene un rival para las primarias, Juan Carlos Bermejo, que fue su rival en la contienda de 2019, si bien el expresidente empezó con ventaja la carrera electoral ya que el pasado sábado mantuvo un encuentro telemático con alrededor de 400 afiliados a los que les pidió su apoyo. Ahí ya se presentó como candidato 'in pectore'.

El hecho de que no se haya enfrentado a la presidenta de Cs en la última Ejecutiva nacional, en la que dimitió Toni Cantó con un portazo, le ha permitido entrar en el 'núcleo duro' de Arrimadas y sería una sorpresa que desde la dirección nacional se promocionase a un candidato alternativo.

El portavoz de Ciudadanos se descarta

Por lo pronto, el portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, se ha descartado este martes como candidato, al afirmar que le gusta mucho el trabajo parlamentario y que su intención es seguir en la Cámara Baja.

"Yo disfruto enormemente con mi trabajo y quiero seguir en el grupo parlamentario haciendo esta función", ha dicho en una rueda de prensa en el Congreso, declarándose "muy honrado" de que Arrimadas le nombrara también portavoz de la Ejecutiva del partido.

La hipotética salida de Bal del Congreso supondría que Ciudadanos perdería un diputado para el resto de la legislatura ya que el siguiente en la lista de Madrid es Cristiano Brown, expresidente de Unión Progreso y Democracia (UPyD), así que esta opción está descartada por completo en el equipo de Arrimadas.