El secretario de Comunicación de Ciudadanos en Cataluña, Nacho Martín, dijo este lunes que es de “justicia divina” que el exministro de Sanidad, Salvador Illa vaya a estar en la misma tesitura en la que estuvo la presidente de su partido, Inés Arrimadas, en 2017 a la hora de decidir si se presenta a la investidura tras las elecciones catalanas, ya que pese a liderar la candidatura más votada puede no contar con el apoyo parlamentario necesario.

Así lo indicó en una rueda de prensa convocada para valorar los resultados de los comicios celebrados ayer en Cataluña, donde comentó que el PSC ha estado diciendo que Arrimadas “no se quiso presentar la investidura”, al tiempo que explicó que las cosas “no funcionan así”, alegando que sin los apoyos necesarios no se podrá presentar a la investidura. “El PSC y los partidos nacionalistas decían que Arrimadas rehuyó la responsabilidad de presentarse la investidura y ahora el señor Illa se va a dar de bruces con la realidad”, aseguró.

Martín señaló que las opciones de gobierno que hay sobre la mesa, uno “abiertamente separatistas” con ERC, JxCat y la CUP o el “tripartito de izquierdas” han demostrado que, desde 2003 hasta ayer sus maneras de hacer política “perjudican los intereses materiales y humanos de los catalanes”. “Hay más diversidad y pluralidad en Cataluña de lo que veremos en el Parlament”, dijo.

Lamenta la baja participación

Además, lamentó que la participación no fuese “tan elevada” como les hubiera gustado, pero entienden que había una circunstancia “excepcional y anómala”, al tiempo que afirmó que cuando los catalanes votan de forma masiva el constitucionalismo “crece y Cs crece”. “No es un día alegre para el constitucionalismo catalán”, comentó.

En este sentido, Martín explicó que su partido tiene que hacer “autocrítica” y analizar las causas de por qué no han sabido llegar a los electores. Así, apuntó que era “muy difícil” pedirle a la sociedad “no cometer excesos” desde el punto de vista social y luego pedirles que acudan masivamente a votar, al tiempo que destacó que al hacer una campaña telemática se ha perdido ese “contacto directo tan necesario” con los afiliados. “No hemos sido capaces de comunicar lo perjudicial que es para Cataluña tener cuatro años más de separatismo o tripartito”, explicó.

Finalmente, el secretario de Comunicación de Cs en Cataluña descartó que vayan a realizar un congreso extraordinario y consideró que sería una “irresponsabilidad” hacer cambios al frente del partido. “Ser un partido responsable, de centro, reformista y liberalista está garantizado con Arrimadas al frente y con Carrizosa al frente de Cataluña”, sentenció.