España

El año 2018 cierra con un descenso de muertos en carretera tras dos años de aumento

1.175 personas han fallecido en vías interurbanas a lo largo del año pasado

Accidente de tráfico en Oliva
Accidente de tráfico en Oliva

El año 2018 arroja un descenso de las víctimas mortales en carreteras españolas, tras los incrementos experimentados en 2016 y 2017, según se desprende de datos, que, sin embargo, no son definitivos.

Así, las estadísticas de Tráfico hasta el pasado 27 de diciembre señalan que habían fallecido 1.168 personas. A estos datos habría que sumar los registrados entre el 28 y el 31 de diciembre. Desde las 15.00 horas del 28 de diciembre hasta las 00.00 del 1 de enero -periodo de operación especial de Tráfico de Navidad- han fallecido siete víctimas mortales. A falta de saber cuántas de estas víctimas corresponden al 1 de enero, incluso sumando todas ellas al cómputo de 2018, da una cifra inferior a la de 2017.

Concretamente, serían 1.175 víctimas mortales, teniendo en cuenta que también faltan por contabilizar posibles fallecidos en la madrugada y mañana del 28 de diciembre. Aún así, no alcanzarían las cifras del año anterior. El año 2017 cerró con un repunte en los fallecidos con respecto a 2016, con 1.198 muertos por accidente de tráfico, 37 más que 2016, que acabó con 1.161 decesos. Pero 2016 también fue un año negro para la Seguridad Vial, al ser el primero desde 2004 en que el dato aumentaba con respecto al periodo anterior, con 30 muertos más.

Inferior a 2017 pero superior a 2016

Pese a estos datos 'positivos', la cifra registrada hasta este 27 de diciembre era ya superior al total de víctimas mortales que se contabilizaron en todo 2016.

En todo caso, serán el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, junto al director general de Tráfico, Pere Navarro, los que presenten este jueves 3 de diciembre el balance definitivo de los datos de siniestralidad de 2018.

7 fallecidos entre el 28 de diciembre y el 1 de enero

La Dirección General de Tráfico ha informado de que siete personas perecieron en los últimos días de 2018 y el primer día de 2019 en seis accidentes mortales. De estos, un siniestro con resultado de muerte se produjo en autovías o autopistas y el resto en vías convencionales.

De los últimos fallecidos en las carreteras durante 2018 y el primer día de 2019, uno era un peatón, otras dos víctimas perdieron su vida en dos colisiones, tres en salidas de vía y sobre el último de los fallecidos aún se desconoce el tipo de accidente en el que pereció.

Un verano negro

El año 2018 arrancó con más fallecidos en las carreteras que 2017. Enero del año pasado terminó con 74 muertos, mientras que este mes en 2018 aumentaron hasta los 89. Especialmente bueno ha sido abril, que registró 76 pérdidas frente las 91 de este mismo mes en 2017. El acumulado hasta mayo fue bastante similar, al volver a aumentar este mes.

Las cifras volvieron a aumentar tras el verano, hasta un 15 por ciento más con respecto al verano anterior, con 256 muertos. Julio registró 127 víctimas mortales y agosto 129, los peores datos de ambos desde 2012.

Si hasta el 27 de diciembre, 2018 lleva 30 fallecidos menos que el total de 2017 es porque desde septiembre las estadísticas han estado por debajo de las cifras del año pasado. Septiembre registró 96 muertos respecto a los 108 de 2017; octubre cerró con 99 frente a los 123 de 2017; y noviembre terminó con 89, cuando esta cifra fue de 99 en noviembre de 2017. Durante el mes de diciembre, hasta el 27 de diciembre, fallecieron 88 personas, al menos 20 de ellas desde que comenzó el dispositivo especial de Tráfico de las Navidades, puesto en marcha el día 21.

Víctimas en vías urbanas

Pese a todo, todos estos datos son provisionales (contabilizados a 24 horas) y solo en vías interurbanas. Falta conocer las estadísticas en vías urbanas, que hasta mediados de año no se dan a conocer, al ser competencia de los ayuntamientos.

Según cifras cerradas de 2017, el número de víctimas mortales por accidentes viales en las ciudades fue de 509, frente a las 519 que hubo en 2016. Tanto la DGT como expertos auguran un aumento de los fallecidos en entornos urbanos, dado el incremento de ciclistas y la rápida proliferación de los patinetes eléctricos.

Hasta la fecha, hay confirmadas tres pérdidas humanas por accidentes en los que estuvo implicado este nuevo medio de transporte: una patinadora que murió arrollada por un camión en Sabadell; una mujer que falleció tras haber sido atropellada por un patinete en Esplugues de Llobregat; y un patinador que perdió la vida en la carretera A-386 en La Rambla (Córdoba) tras ser atropellado por un coche.



Volver arriba