El president de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès, el expresidente, Carles Puigdemont, el exvicepresident y líder de ERC, Oriol Junqueras, y el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, se han reunido este viernes en Elna (Francia) bajo el lema "lo volveremos a hacer, lo haremos juntos y lo haremos mejor".

Cuixart ha hecho un llamamiento durante el acto de conmemoración del 60 aniversario de su asociación, en el que ha instado a seguir plantando cara al fascismo, en sus palabras, y ha reivindicado "volver a hacerlo".

Además de los miembros y ex miembros del Govern, también han acudido todos los ya expresos independentistas, así como diputados en el Parlament de ERC, Junts y la CUP.

"¿Por qué hemos sido y somos víctimas de esta represión tan feroz? Pues por un motivo, porque el Estado español sí que lo tiene claro", ha señalado Cuixart.

"El Estado español sabe que podemos ganar"

Según el líder de Òmnium, "el Estado español" sabe que pueden "ganar". "No lo olvidemos nosotros tampoco. Podemos vencer, y solo depende de nosotros", ha dicho.

Tal y como contó 'Vozpópuli' el pasado día 5 de julio, Cuixart buscaba unir a Junqueras y Puigdemont en un gran acto en el sur de Francia. Trabajaba para rehacer los puentes entre ERC y JxCat tras la salida de la cárcel de su presidente y del líder republicano.

Los exconsellers indultados junto a Carles Puigdemont en Waterloo (Bélgica). Europa Press.
Los exconsellers indultados junto a Carles Puigdemont en Waterloo (Bélgica). Europa Press.

El líder de ERC indultado por el Gobierno decidió priorizar en su agenda el viaje a Ginebra para ver a Marta Rovira, secretaria general de ERC fugada de la justicia española, en lugar de visitar antes al ex mandatario catalán en Waterloo. Y, según informaron desde JxCat, Puigdemont tampoco viajaría a Estrasburgo en el pleno de la Eurocámara, donde sí asistió Junqueras.   

El resto de dirigentes de JxCat indultados afirmaron tras salir de la cárcel que lo primero que harían es ir a Bélgica a reencontrarse con Puigdemont. Y así lo hicieron el 4 de julio Jordi Sánchez, Jordi Turull, Josep Rull y Joaquim Forn.