Miquel Valls ha cerrado su mandato al frente de la Cámara de Comercio de Barcelona tras 17 años. El pasado 8 de mayo se produjo el cambio de forma oficial, con la victoria de los independentistas de Eines de País, liderados por Joan Canadell. El próximo 17 de junio se constituye el nuevo pleno.

En su última comparecencia pública como presidente de la entidad, Valls ha puesto en valor los logros obtenidos en su largo mandato, y los obstáculos que ha tenido que sortear. En su despedida ha asegurado que la institución ha conseguido un mayor posicionamiento institucional, de actividad y de gestión, "con la aportación de la Cámara de Comercio al debate económico de Cataluña".

Valls ha evitado realizar cualquier comentario sobre ninguna de las candidaturas, incluida la independentista, pero sí ha pedido "consenso" para el nuevo equipo gestor, en una "transición ordenada y tranquila". "Se les ha dado toda la información, con transparencia", ha afirmado. Valls ha asegurado que mantendrá su actividad empresarial una vez deje el mandato.

Para el hasta ahora presidente, la Cámara de Barcelona y su servicio de estudios de infraestructuras han sido referentes, sobre todo por los informes basados en la inversión del Estado en base a cálculos de la disposición adicional tercera del Estatuto de Autonomía, tumbada por el Tribunal Constitucional en su sentencia de 2010.

"Al servicio de todos"

"Tenemos una Cámara referente en la creación de opinión y de prestigio -sustentado en el rigor y la independencia-", ha considerado Valls. "Es una institución de solidez económica, con un incremento significativo en el patrimonio desde que llegué al cargo", ha asegurado. "Siempre ha estado al servicio de todos, y no de una ideología política", ha asegurado Valls, dejando así su consejo al nuevo equipo gestor que llegará el próximo 17 de junio.

La Cámara de Barcelona ostenta un patrimonio neto de 43,205 millones de euros, sin contar con la Casa Llotja de Mar, y un pasivo no corriente de 5,082 millones. La tesorería alcanza 13,317 millones de euros. El activo fijo alcanza los 17,056 millones de euros, mientras que los deudores suman 11,068 millones.