Alejandra Gil, magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, ha absuelto a Santiago Vidal, juez y redactor de la Constitución Catalana, y a Carlos Vives Pi Sunyer, ideólogo del 'procés', de la causa abierta por los preparativos de la convocatoria de referéndum del 1 de octubre de 2017.

Según la jueza, no se han encontrado indicios suficientes respecto a quince de los investigados, entre los que se encuentran el redactor de la Constitución Catalana y el denominado arquitecto del procés, Vidal y Vives Pi Sunyer, respectivamente, junto a Antonio Jesús Vargas Castillo, Joan Martín Angulo Arrese, Jordi Cabrafiga Macias, José Maria Sevilla Reig, Àngels Barbarà Fondevilla, José Oriol González Martínez, Lluis Domingo Anaya Torres, Pau Furriol Fornells, Ricardo Martí Ramón, Sergi Aymerich Roman, Sergio Bellido Andújar, Valentín Arroyo Peña y Felipe Andanuche Serra.

Carlos Vives Pi Sunyer, arquitecto del procés

Carles Vives Pi Sunyer fue director del Instituto de Estudios de Autogobierno del Gobierno catalán. Este veterano catedrático fue cesado por el Gobierno tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución. En el pasado fue vicepresidente del Tribunal Constitucional y en la última época asesoró a los expresidentes catalanes Artur Mas y Carles Puigdemont.

A él se le atribuyó la redacción de las leyes de desconexión, una participación que le sitúa como el arquitecto de la independencia, a juicio de los investigadores. La Guardia Civil interceptó una llamada suya en la que hablaba con la mujer del exconseller de Interior Jordi Jané. Carles Viver hablaba con la mujer, llamada Margarita Gil, sobre la operación de la Guardia Civil que había tenido lugar tres días antes, la del cerco a la delegación de Economía de la Generalitat.

Le dijo Viver a su interlocutora que la Guardia Civil se había personado en su despacho y le había requisado el teléfono móvil y el ordenador, pero añadió que él estaba “muy limpio”, según consta el informe del Instituto Armado. "Buscaban el whatsapps y esas cosas", dijo, pero añadió a Margarita Gil que lo había limpiado porque le avisó su marido (Jordi Jané) “ya hace tiempo”. “Le hice caso así que no encontrarán grandes cosas”, zanjó.