Sergio del Campo, diputado de Ciudadanos por la provincia de Tarragona en la XI Legislatura, ha solicitado este miércoles su baja del partido naranja tras la votación de Granada en la que dos ediles de su formación han apoyado al candidato socialista.

"La misma sensación de orfandad política que en su día me llevo a afiliarme, hoy me lleva a solicitar la baja de Ciudadanos. Un día triste, pero hace tiempo que dejó de ser mi casa. Me quedo con un puñado de amigos y un montón de buenos momentos. Gracias por todo", ha indicado en las redes.

Del Campo entró en el Congreso a principios de 2016, tras las elecciones generales de diciembre de 2015, a las que concurrió como cabeza de lista por Tarragona, y revalidó su escaño en los comicios de junio de 2016 y en los de abril de 2019. Pero lo perdió en las últimas generales, las de noviembre de 2019, cuando Cs se quedó con solo diez diputados.

En la Cámara Baja fue el portavoz de Ciudadanos en la Comisión de Trabajo y Seguridad Social. Con su labor en la Subcomisión para el estudio de la reforma del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, contribuyó a la aprobación, en 2017, de la Ley de Medidas Urgentes para el Trabajo Autónomo, la primera ley que la formación naranja llevó al Congreso.

El elogio de Igea

Al conocer la decisión de Del Campo de abandonar el partido, muchos de quienes fueron sus compañeros de bancada han elogiado su labor. Entre ellos, el exdiputado por Valladolid y actual vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, que le ha descrito como "uno de los últimos espartanos".

"Trabajador infatigable, inteligente y un negociador que cualquier partido desearía. Pocas personas más leales, más amables y más seductoras. Esto último, en todos sus sentidos. Si la política es en gran parte seducción, Sergio es 'la política'", ha señalado en un tuit.

El propio Del Campo respondió al elogio de Igea subrayando que el rival de Inés Arrimadas en las primarias de hace un año y medio era "un referente" para él. "Quizás uno de los motivos por los que he seguido afiliado ha sido que tú y tu equipo seguís ahí. Pero creo que ya no hay esperanza", ha admitido.

Otros exdiputados que también se alejaron de Ciudadanos, como Juan Carlos Girauta, Marta Martín o Pablo Cambronero -que dejó el partido pero mantiene su escaño-, han dedicado palabras de elogio a Del Campo.

Rodrigo Gómez, que también formó parte del grupo parlamentario hasta 2019, considera "muy triste lo que están haciendo" los dirigentes de Cs con un proyecto al que tantos se unieron en su momento "con tanta ilusión". "Pero la culpa será de los demás, ellos son los únicos guardianes de la esencias. Eso sí, cada vez el tarro más pequeño", ha lamentado.